Alondra Bentley & Nine Stories en La Central

Nine Stories y Alondra Bentley. Sala: La Central de Callao (Madrid). Bandas: Nine Stories (Nacho Ruiz y Javier Peña) y Alondra Bentley.  Fecha: 6 de febrero de 2014.  Duración: 90 min. (aprox.) . Discográfica: Gran Derby Records.

nine stories alondra la centralNo hace mucho que en pleno centro de Madrid, abrió sus puertas la librería La Central de Callao, configurándose como un espacio cultural abierto a múltiples actividades que trascienden de la mera venta de libros. Se trata de una casa palacio situada a dos pasos de la Plaza de Callao que en sus tres plantas, además de miles de libros, incluye espacios para múltiples actividades culturales (talleres, conferencias, etc.), así como un café restaurante en su planta baja (El bistró) y una coctelería en su bodega (El garito).

Y es precisamente en esta bodega donde, desde el comienzo del otoño, llevan desarrollándose una serie de conciertos bajo el muy adecuado título de Jueves Subterráneos.  Estos conciertos, que comienzan siempre a las 22 h, permiten disfrutar de algunas de las propuestas más interesantes del panorama indie español a un precio realmente ajustado (5 €).  Además, dado que se celebran en colaboración entre La Central y la cervecera zaragozana Ambar, con la entrada, te invitan a una cerveza. Todos estos condicionantes, unidos a las reducidas dimensiones del espacio, hacen que las entradas se suelan agotar en un abrir y cerrar de ojos.

alondra nine la central
Nine Stories – Foto: L.A. Cuesta

Y dentro de este ciclo de conciertos, el pasado 6 de febrero tuve la suerte de asistir a una auténtica maravilla desarrollada en dos actos: el primero a cargo del grupo Nine Stories y el segundo de la gran Alondra Bentley, que hicieron las delicias de todos los asistentes con su mezcla de pop y folk.

Para quienes aún no les conozcáis, Nine Stories es el proyecto musical del compositor y letrista Nacho Ruiz, que para la ocasión estuvo acompañado a la guitarra y voces por su compañero en el grupo Javier Peña. Durante 40 minutos, desgranaron parte de su intimista repertorio, sobre todo centrándose en su segundo álbum, Trafalgar. Fueron 40 minutos en los que la sensibilidad y el buen hacer de Nacho y Javi impregnaron cada uno de los recovecos del coqueto garito.

La Central es un espacio multicultural, sí, pero ante todo es una librería, por eso, Nine Stories afrontaron el concierto como un acertado maridaje entre literatura y música y, por eso, entre canción y canción, Nacho iba recomendando libros relacionados con los temas que iban a sonar. Por allí desfilaron, no solo Salinger  y su Nine Stories (¡qué menos!), sino también, entre otros, Goethe y Las desventuras del joven Werther, Murakami y el De qué hablo cuando hablo de correr y Stendhal y Le Rouge y le Noire.

Hay grupos que en sus conciertos buscan transmitir experiencias, sensaciones o sentimientos, ellos hablan, te cuentan sus cosas y tú escuchas. Nine Stories busca compartir esas cosas, te hacen sentir como un amigo al que están contando lo que sienten o lo que les ha pasado, te hacen sentir parte de sus canciones y eso provoca que, inconscientemente entres en su mundo y vivas sus experiencias. Es algo muy bonito y muy especial.

alondra nine central
Nine Stories – Foto: L.A. Cuesta

Tras la actuación de Nine Stories, apareció sobre el escenario la dulce y encantadora Alondra Bentley que, acompañada de Nacho al piano (y, en alguna canción también a la guitarra) fue desgranando parte de su repertorio, sobre todo de su último disco The Garden Room. Este trabajo está centrado en la familia de Alondra, a la que retrata con gran cariño y, siguiendo con el agradabilísimo tono del concierto, la cantante nos fue llevando de la mano a contarnos y cantarnos, con toda la ternura de que es capaz (y es mucha) cosas de su padre, su madre, su hermana…Incluso su padre subió al escenario para leer un poema sobre el día en que conoció a su madre; un momento muy íntimo y emotivo, rematado con las dos canciones que Alondra le dedica en The Garden Room: Fortress y Don’t worry daddy.

Y, así, pasito a pasito, durante unos minutos fuimos uno más de la familia López Bentley mientras letras y melodías se escondían entre las páginas de Salinger o Goethe que Nacho había dejado en el escenario, para volver a aparecer pintando en nuestros rostros una sonrisa y haciéndonos evadir de nuestra realidad cotidiana.

Fue una hora y media mágica, en la que todos los que asistimos, estuvimos en un mundo maravilloso en el que, como en un cuento, los protagonistas de la velada se desvanecieron poco antes de la medianoche. Pero yo me llevé en el bolsillo un zapatito de cristal… guardadme el secreto. Espero volver a encontrarlos 😉

 

Autor: Luis Ángel Ramos Cuesta

Luis Ángel Ramos Cuesta
Oteo el horizonte desde Unagi Magazine y os cuento lo que veo. ¡Ah! y además soy el irresponsable responsable de dirigir este proyecto.

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nosotros y recibirás en tu correo todas nuestras noticias, además de eventos, promociones, descuentos y sorteos exclusivos

¡Gracias por suscribirte! Necesitamos confirmar tu dirección de e-mail. Para terminar con la suscripción, deberás hacer clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviar a tu buzón de correo. ¡GRACIAS!

Pin It on Pinterest

Share This