brotada teatro nave 73 silvia vacas independiente

Brotada

BROTADA. Sala: Nave 73. Autor: Iván Bilbao. Dirección: Iván Bilbao. Reparto: Silvia Vacas y Fede Rey. Ayudante de dirección y escenografía: Lita Echeverría.  Producción y comunicación: Leila Baida. Estilismo: Leyre Sellés y Natalia Mirón. Fechas: domingos.  Horario: 20:00 h Entradas: 12€, reserva anticipada. 14€, venta en taquilla 

Decía Albert Einstein: “Tengo una pregunta que a veces me tortura: ¿estoy loco yo o los locos son los demás?” Seguramente reflexiones como estas acudirán a vuestra mente cuando vayáis a ver (porque tenéis que ir sí o sí) Brotada, la obra teatral de Iván Bilbao que desde el día 5 de marzo está en el escenario de Nave 73.

Porque Brotada es toda una reflexión sobre locura y cordura, sobre realidad y ficción, sobre qué es real y qué no lo es y, sí, también sobre el amor y cómo afecta a nuestra percepción de la realidad. Como muy bien dicen en la sinopsis de la obra:

¿Alguna vez has sentido que a quien más quieres se desvanece delante de ti en un parpadeo? Un día te despiertas, no sabes con quien has dormido, ayer lo sabías, mañana tal vez lo sepas, pero hoy no lo sabes y se convierte en una carga. ¿De dónde vienes? ¿Dónde estás ahora? ¿A dónde vas?

Pero si esto en sí es muy importante, me llama también mucho la atención que Brotada se presente como la primera parte de una trilogía teatral, que se completará con Constelaciones familiares y Ataraxia, cada una de cuyas obras tiene sentido en sí misma (y puede verse de forma independiente), pero que, en conjunto, conforman una misma historia. ¿No me digáis que la propuesta no es atractiva?

Tan atractiva es, que tras una primera temporada muy exitosa en la sala teatral Nave 73, toda una garantía a la hora de ver teatro del bueno en el Off madrileño, la gente de Brotada vuelve a dicha sala para deleitar a los espectadores con la segunda temporada de una obra profunda e intensa y con unas interpretaciones magistrales.

brotada nave 73 teatro silvia vacas actriz

¿De qué va Brotada?

Trataré aquí de hablaros por encima del argumento, pues no quiero hacer ningún spoiler que arruine vuestra experiencia teatral, ya que esta obra es como una muñeca rusa: al avanzar en la historia, no paras de encontrarte una sorpresa tras otra y descubrir cómo la trama te lleva por senderos que no habías imaginado al comenzar.

Así planteada, Brotada cuenta la historia de Ana, una joven que vive sola en su piso, un acogedor estudio de 40 metros cuadrados, que constituye todo su mundo. Sufre agorafobia, por lo que no puede salir a la calle y, además, tiene amnesia selectiva, razón por la cual, ha olvidado quién es. Para ayudarla a recordar, aparece en escena Edu, que se acerca a visitarla, como hace cotidianamente para llenar su cabeza con los recuerdos perdidos, para construir a Ana, para guiarla por el peligroso sendero que la debería llevar a la cordura. Porque Ana cree que está loca y debe estar recluida en esa casa, pero Edu trata de convencerla de que su locura no es real, solo una percepción.

Ambos están ligados por un amor inmenso que, como una capa de hielo, cubre un tenebroso océano en el que el odio y las pasiones afloran ante la menor grieta; un océano en el que verdad y mentira, ilusión y realidad se confunden. Y, como decían en la tele: “hasta aquí puedo leer…”.

fede rey actor brotada nave 73

Se trata por tanto de una obra intensa, emotiva, por mor de la personalidad de Ana, de su locura (fingida o real), de una montaña rusa que nos lleva del amor al odio, del humor al drama y que nos lleva de la mano a contemplar las ilusiones y esperanzas de esta pareja de náufragos que se aferran uno al otro como tabla de salvación. Un muy buen texto de Iván Bilbao, que me deja tremendamente expectante ante la próxima entrega de esta trilogía (pues como debía de ser, la historia queda abierta).

Un buen texto, que es engrandecido por la pareja protagonista, Silvia Vacas y el fichaje para esta segunda temporada, Fede Rey. Silvia está inmensa, enorme, emotiva, divertida, ingeniosa…mejor aún, incluso, que en la primera temporada, pues tiene más pillado el personaje. Es todo un torrente interpretativo que se ha encontrado con un regalazo en forma de un personaje maravilloso y lo ha hecho suyo. Ana es un personaje muy complejo, con textos largos y difíciles, con una marcada bipolaridad, con explosiones de tristeza y alegría, llena de agudeza e ingenio y Silvia lo borda: nos hace enamorarnos perdidamente de la encantadora Ana y a los quince segundos nos hace odiarla y desear apartarla de nuestra vista, nos hace, en suma, ser Edu.

Ante esta avalancha interpretativa, Fede Rey tiene la difícil papeleta de ser el contrapunto de los excesos del personaje de Silvia, de ser la otra parte de un dueto complicadísimo en el que las energias de ambos no coinciden, sino que suelen ser contrapuestas. Y Fede, con su moderación, su calma y su ternura consigue hacer de dique frente al aluvión que tiene enfrente. No es nada sencillo transmitir cordura, “normalidad” y amor absoluto y abnegado frente a alguien tan excesiva como Ana, y Fede hace su papel enormemente creíble.

En fin, amigos y amigas, que los domingos de noviembre y diciembre tenéis la oportunidad de acercaros a Nave 73, para ver la historia de Ana y Edu en Brotada; os aseguro que no os defraudará.

Autor: Luis Ángel Ramos Cuesta

Luis Ángel Ramos Cuesta
Oteo el horizonte desde Unagi Magazine y os cuento lo que veo. ¡Ah! y además soy el irresponsable responsable de dirigir este proyecto.

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nosotros y recibirás en tu correo todas nuestras noticias, además de eventos, promociones, descuentos y sorteos exclusivos

¡Gracias por suscribirte! Necesitamos confirmar tu dirección de e-mail. Para terminar con la suscripción, deberás hacer clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviar a tu buzón de correo. ¡GRACIAS!

Pin It on Pinterest

Share This