cumpleaños ariane

El cumpleaños de Ariane

Podría contaros muchas cosas sobre El cumpleaños de Ariane. Desde el buen ritmo que tiene, el cómo te conquista su actriz principal, lo acertado del resto de intérpretes o el buen gusto de la dirección. Podría pero no lo haré. Y no lo haré sencillamente por un motivo: no le haría justicia.

Esta película puede ser juzgada desde muchos puntos de vista, igual que todas, pero una vez supera el aprobado (que lo tiene y con creces) es mejor dejarse llevar por los aspectos más bien narrativos y de trama que tiene. No en vano estamos ante una fantasía como bien se indica en los títulos de créditos, una historia que es “una especie de Amélie” en palabras que pude escuchar de otro crítico al terminar del pase de prensa, y más sencillamente ante un relato cotidiano salpicado de la magia de lo inesperado.

Ir al cine sin pretender nada a cambio y sin desafiar a la cinta que se va a ver es toda una virtud. Dejarse sorprender es la mejor moneda de cambio en la sala, ya que si la usamos es muy probable que lo que se nos devuelva sea mucho mayor que lo que hemos dado. Y sin duda el caso de estas líneas es un gran ejemplo de ello.

La protagonista es una mujer normal que está esperando a su marido e hijos para celebrar su cumpleaños, del que ella misma ha preparado la tarta y es de suponer que el resto del festín. Esto no llega a pasar y frustrada por encontrarse sola (con una inevitable sensación de abandono) saldrá por la puerta rumbo a ninguna parte. Esta decisión será la que hará que se atreva a irse con un joven en moto camino a lo desconocido y como dijo Frost “Two roads diverged in a wood, and I— I took the one less traveled by, And that has made all the difference”.

De pronto ante ella se abre una un abanico de posibilidades en el que no hay nada prohibido. Que nadie se crea que estamos en una revisión de la prodigiosa Alicia y su madriguera de conejo, nada más lejos. Aunque sí es cierto que la fantasía puebla cada minuto de la proyección nada es imposible o irreal, de hecho en todo momento la acción se plantea como algo ciertamente plausible y que solo dista un paso en una dirección de lo que es la vida de cada uno de nosotros.

Esto se logra a través de unos personajes que si bien son extraordinarios, no son ficticios. Sus oficios son muy comunes incluyendo a una bella joven que ejerce la denominada profesión más antigua del mundo, y junto a ella otros como el dueño de un restaurante o un viejo guardia de museo atormentado por su pasado.

No hay que ser muy avispado para ver que entre líneas se esconde más de lo que uno está percibiendo en primera instancia, lo que queda todavía más demostrado tras la escena final si uno se para a reflexionar. Una cierta crítica al mundo está siempre presente, pero no en el sentido de un acto de denuncia social y más bien de poner una lanza a favor de dejarse llevar para luchar por todo aquello en lo que realmente creemos.

El cumpleaños de Ariane es un canto a los sueños que no hemos vivido y las vidas que hemos soñado.

Autor: Doc Pastor

Comunicación y Marca Personal. Amante de la cultura y autor de los libros "Los sesenta no pasan de moda", "#PeriodismoZen: 30 epígrafes para comunicadores inquietos" y "Doctor Who: el loco dela cabina". Mi perrito se llama Frost y tomó el camino menos transitado. Suelo estar en Barcelona o en Slumberland.

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nosotros y recibirás GRATIS en tu correo todas nuestras noticias, además de eventos, promociones, descuentos y sorteos exclusivos

¡Gracias por suscribirte! Necesitamos confirmar tu dirección de e-mail. Para terminar con la suscripción, deberás hacer clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviar a tu buzón de correo. ¡GRACIAS!

Pin It on Pinterest

Share This