comic día victoria bipolaridad

El día de la Victoria, de Guillermo Carandini

Día de la victoria comic guillermo carandiniConocí a Guillermo Carandini de casualidad. Él estaba firmando ejemplares de El día de la Victoria en un evento de cómic al que acudí para dar una charla, y eso fue precisamente lo que hicimos, charlar un rato. Al final me regaló una copia de su cómic, y yo me comprometí a leerla la siguiente vez que fuera en avión.

Dicho y hecho, cuando estaba embarcado en el vuelo a Londres empecé, y casi del tirón terminé. ¿Porqué? Porque es sincera, y eso es algo muy importante.

Guillermo no pretende nada, no más allá de contar una historia que es importante para él. Supongo que también dura y que en el proceso de creación habrá quemado uno —o cien— demonios internos. Pero decir esto es muy sencillo, hacerlo me temo que no tanto y en un mundo cada vez más lleno de novela gráfica, de historias autobiográficas y egos desatados esta obra bien podría pasar desapercibida, algo que sin duda será un error.

La mejor forma de definir a estas páginas es como un viaje. Es lo que es. El que vive el protagonista y el que vivió su padre, o al revés, ya que en realidad tanto el uno y otro son los pilares que sostienen el argumento. Un road trip —por así decirlo— que va tanto por un recorrido geográfico como sentimental, aquí el corazón es igual de importante que todo el paisaje. Al final lo más importante de un viaje es precisamente eso, el viaje.

Día de la victoria guillermo carandini comic

La experiencia, las sensaciones, todo lo que has vivido se quedará ya por siempre contigo y te hará ser la persona en la que te has convertido. Puede que apenas hayas cambiado, quizá mucho, pero es imposible que un viaje no te haga cambiar. El mundo siempre es diferente, en cada parpadeo, y eso es precisamente lo que cuenta Guillermo, lo que él vivió y en cada página cambia algo, al igual que cada día de nuestra vida es diferente.

Es cierto, algunos dirán (y servidor no está libre de pecado) que el dibujo no está a la altura de otras obras, claro está que cada autor tiene su estilo y su sello, el pasado fanzinero del autor está presente, es cierto, pero también se ven muy claras las maneras en que su trabajo se irá desarrollando con el paso de los años. Ya tiene su propio trazo, algo que es muy complejo de conseguir, un buen manejo de la narración logrando que realmente hasta el final no veamos el todo, y logrando en todo momento unos personajes creíbles.

Este obra fue una de las sorpresas más agradables que tuve al comenzar 2014, y espero que no sea la última que me dé Guillermo Carandini.

Autor: Doc Pastor

Comunicación y Marca Personal. Amante de la cultura y autor de los libros "Los sesenta no pasan de moda", "#PeriodismoZen: 30 epígrafes para comunicadores inquietos" y "Doctor Who: el loco dela cabina". Mi perrito se llama Frost y tomó el camino menos transitado. Suelo estar en Barcelona o en Slumberland.

Pin It on Pinterest

Share This