elena iturrieta ele concierto las ventas caser directo summer rain
©Roberto Castelli – www.robertocastelli.es

ELE en el Teatro Caser – Las Ventas

ELE. Sala: Gran Teatro Caser Ruedo Las Ventas (Madrid). Fecha: 5 de febrero de 2015.

elena iturrieta ele concierto las ventas caser directo summer rainNo han pasado aún cuatro meses desde el lanzamiento de Summer rain, el primer disco de ELE y parece que ha transcurrido una eternidad. Corría el mes de octubre del año pasado, cuando entrevisté a ELE; su disco aún no se había puesto a la venta pero yo había quedado fascinado ante su video de presentación y lo estuve aún más cuando charle con ella y descubrí a Elena Iturrieta, la compositora, cantante, pianista (y sobre todo, la persona) que se oculta tras ese nombre artístico de tres letras.

En mi entrevista, os decía que Elena amenazaba con impactar en el panorama musical español con la misma fuerza devastadora que un meteorito. Pues bien, tres meses después, estos efectos ya se están notando. Mucho (y muy bien) se ha hablado de esta joya musical en este periodo de tiempo: programas de radio, televisión, webs, blogs y revistas especializadas se han hecho eco de él y los elogios brotan como las flores en primavera.

Y es que Summer Rain es un prodigio de calidad, ternura, profundidad, elegancia y delicadeza. Un maravilloso viaje a través del soul, el country, el swing, el jazz, el gospel… en suma, de lo mejor de la música americana del siglo XX. No solo eso, además, supone un soplo de aire fresco en la actual música indie nacional, con una cierta propensión al “gafapastismo”.

elena iturrieta ele concierto las ventas caser directo summer rain
©Roberto Castelli – www.robertocastelli.es

Sí, el disco es una maravilla, pero, como siempre, la prueba de fuego viene con el directo. ¿Sería capaz Elena de traducir ese trabajo a un directo que estuviera a la altura? Debo reconocer que tenía mis serias dudas. Summer rain no solo es un disco excelente por sus letras y música, sino que además cuenta una producción exquisita de Pablo Cebrián y no era nada sencillo llevar al directo un sonido tan cuidado y ensamblado como el del disco. Además, se trata de un álbum en el que participan muchos intérpretes, tanto en el lado instrumental como en el vocal, lo que dificultaba aún más la labor de adaptación al directo.

Pero ELE no deja lugar a las dudas y no se asusta ante nada. Para el concierto de presentación del disco, el 6 de noviembre, abarrotó un local nada pequeño (el madrileño Teatro Alfil) y entusiasmó a todos los asistentes con un directo lleno de calidad, fuerza y emoción; a la altura del disco (y muy por encima de mis expectativas).

Desde entonces este Summer rain ha corrido como la pólvora y ahora, a primeros de febrero llegaba el momento de la reválida en un gran espacio. Ni más, ni menos que el Gran Teatro Caser Ruedo Las Ventas: un espacio creado en el mismo ruedo de la madrileña plaza de toros de Las Ventas, como forma de rentabilizar esta instalación en los meses de invierno. Además, es una maravillosa noticia que un espacio, que habitualmente es un espacio de muerte y sufrimiento, se convierta, con conciertos como este, en un espacio lleno de vida y buenas vibraciones.

elena iturrieta ele concierto las ventas caser directo summer rain
©Roberto Castelli – www.robertocastelli.es

Para un artista que está empezando, dar un concierto supone una gran responsabilidad. Imaginaos ahora lo que debe ser sumarle a eso, la complejidad de un directo como el que ofrece ELE (en el que llegan a estar más de 20 personas en escena) y que vengan más de 800 personas a verte. Pero eso, que a cualquiera nos llevaría al borde de un ataque de nervios, Elena lo lleva con una naturalidad increíble y se comporta igual que si estuviera cantando y tocando el piano ante cuatro amiguetes.

¿Y cómo fue el concierto? me preguntaréis. Podría utilizar muchos adjetivos elogiosos (y lo haré), pero todos se pueden resumir en uno: perfecto. Es muy complicado aunar en un directo calidad (vocal y musical), técnica, emoción, originalidad, energía e intensidad y Elena y su banda hicieron todo eso y lo hicieron muy bien.

elena iturrieta ele concierto las ventas caser directo summer rain
©Roberto Castelli – www.robertocastelli.es

Para empezar, el setlist fue muy bien elegido, con subidas y bajadas perfectamente diseñadas para jugar con la energía y las emociones del público. Un comienzo perfecto para enganchar al público con el Am I wasting my time? y el Another colour (dos de los temas más comerciales) dio paso al profundo y emocionalmente intenso Shadows, con la colaboración del chelo de Belén de la Casa.

Y a partir de ahí, con el público ya en el bolsillo, comenzó la fiesta, apoyada en una banda excelente y unos coros portentosos, que nos llevaron a viajar por todos los Estados Unidos con sus múltiples estilos musicales. Estuvimos en New York, por supuesto, pero también nos pasamos por Memphis, Nashville, New Orleans o Chicago, entre blues, country, gospel, ragtime… Las gradas vibraban con las palmas y los golpecitos sincopados de los pies de los espectadores marcando el ritmo.

A crear este magnífico clima contribuyó decisivamente la propia Elena. No solo es una compositora espectacular y una cantante con un nivel vocal estratosférico, sino que tiene algo que no se vende en ningún sitio, algo que simplemente se tiene o no se tiene: la naturalidad. ELE derrocha desparpajo y eso la hace conectar con el público desde el primer momento. Es capaz de hacer subir a un espectador al escenario para que un coro gospel le cante el Happy Birthday, dialogar con su familia entre canción y canción, presentarnos detalladamente a todos y cada uno de sus músicos y coristas… Eso genera una ola de simpatía entre ella y el público que se refleja en la implicación de este en el espectáculo.

elena iturrieta ele concierto las ventas caser directo summer rain
©Roberto Castelli – www.robertocastelli.es

Pero estos viajes son más sencillos si a uno le acompañan buenos compañeros en el vehículo y la banda que arropa a Elena es una delicia. Un grupo de excelentes músicos, de los que más que su virtuosismo, destacaría su solidez para estar siempre ahí, haciéndolo todo perfecto, pero sin hacerse notar más que cuando es necesario. Además, el elenco musical se vió reforzado por fantásticas colaboraciones; de entre todas, quiero hacer especial mención a la originalidad y fantasía de Lucas Tadeo, que dejó a todo el público boquiabierto con un espectacular solo de claqué que acabó convirtiéndose en la percusión que acompañó a la alegre Daniel and Charlie.

Los viajes tan maravillosos como este solo tienen un problema… que se acaban. Y aunque este duró casi dos horas, los bises de despedida nos dejaron con un sabor de boca magnífico. Empezó con el precioso solo de piano de Summer rain; siguió poniéndonos los pelos de punta y el alma en la garganta con el Calling you, cantado a capela, solo acompañada por el coro góspel y terminó el viaje en una iglesia del Harlem con una versión tremenda del Positivity, que levantó a todo el público de los asientos y nos puso a dar palmas y cantar a pleno pulmón el “Say Goodbye“.

Mi viaje terminó, pero sin duda repetiré y os recomiendo a todos los que leáis esto, que me imitéis si tenéis la oportunidad de escuchar en directo a ELE, porque más que de un concierto podréis disfrutar de una experiencia, de esas que pasado mucho tiempo, te hacen decir con orgullo y nostalgia: “Sí, yo estuve allí”.

Autor: Luis Ángel Ramos Cuesta

Luis Ángel Ramos Cuesta
Oteo el horizonte desde Unagi Magazine y os cuento lo que veo. ¡Ah! y además soy el irresponsable responsable de dirigir este proyecto.

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nosotros y recibirás GRATIS en tu correo todas nuestras noticias, además de eventos, promociones, descuentos y sorteos exclusivos

¡Gracias por suscribirte! Necesitamos confirmar tu dirección de e-mail. Para terminar con la suscripción, deberás hacer clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviar a tu buzón de correo. ¡GRACIAS!

Pin It on Pinterest

Share This