marruecos marrakesh unagi magazine viaje turismo ciudad plan

Escapada a Marrakech

Si tienes ganas de hacer un viaje diferente, la ciudad de Marrakech es la alternativa perfecta a los viajes más comunes y a las ciudades de Europa, a las que podemos estar más acostumbrados.

Marrakech es una ciudad única por sus colores, sus olores, su gente… y, a la vez, se encuentra en proceso de evolución y sus habitantes están cada vez más habituados a recibir viajeros tanto de España como del resto de Europa o incluso Canadá, Estados Unidos y Australia.

Gracias a las muchas conexiones entre esta ciudad y España, y a lo económico tanto del vuelo como de la estancia allí, el pasado enero decidí no posponerlo más y embarcarme en la aventura.

Consejos a tener en cuenta para preparar el viaje:

  • No se necesita visado, basta con el pasaporte.
  • Podrás entenderte con la mayoría de sus habitantes en inglés o francés y a veces saben incluso hablar español.
  • La moneda oficial es el dírham marroquí y 1 euro equivale aproximadamente a 11 dírhams. Aunque no te suelen poner problemas para pagar en euros o dólares es recomendable pagar en dírhams para que el cambio sea más exacto.  No hace falta cambiar el dinero en tu país de origen, puedes hacerlo en el aeropuerto o, incluso mejor, en las casas de cambio de la Plaza de Jamaa el Fna, en el centro de la ciudad.
  • Los precios, en general, son muy baratos: los monumentos a visitar entre 10 y 15 dírhams, las cenas o comidas alrededor de 60 dírhams por persona. Lo habitual es alojarse en un riad (alrededor de 30 € por noche la habitación doble), que es como se llaman los hostales de allí (hay muchos por la zona antigua, cerca de los zocos y de la Plaza de Jamaa el Fna).
  • Como no estamos acostumbrados al agua de allí, para evitar inconvenientes es importante que no se beba nunca del grifo, siendo aconsejable comprar botellas de agua. En cuanto a la comida, también hay que tener cuidado, ya que si no está en buen estado puede causar vómitos y gastroenteritis. No es difícil encontrar sitios donde comer, un consejo es fijarse en que el sitio tenga turistas y esté frecuentado constantemente.
  • En cuanto a la seguridad, hay que ser precavidos, exactamente igual que en cualquier destino.  En mi caso,solo fuimos una amiga y yo, por lo que, al principio, estábamos un poco inquietas, sin embargo hablamos con conocidos, buscamos información en Internet y vimos que era habitual que grupos de solo chicas (incluso solo dos, como nosotras) viajaran a Marrakesh, algo que pudimos comprobar durante nuestro viaje. Marrakesh es una ciudad con mucha gente y algo de caos por lo que es recomendable tener cuidado con tus pertenencias; sin embargo, una vez que te has habituado, no se tiene sensación de peligro. También, como en cualquier otra ciudad, hay que saber qué zonas no frecuentar y tener cuidado.

Alojamiento en Marrakech

Los riads son tan baratos por un motivo, si te aventuras a alojarte en uno de ellos, es importante que estés preparado y seas consciente de dónde te alojas.

Las camas son antiguas, las paredes pueden estar estropeadas, los baños algo primitivos, etc. Sin embargo el trato suele ser excelente: si necesitas mantas o algo de calefacción (si viajas en invierno, ya que las temperaturas descienden considerablemente por la noche) te las proporcionan sin problema y algunas habitaciones incluso cuentan con televisión.

Marrakech marruecos viaje turismo ciudad plan desayuno

Además, los desayunos, que suelen estar incluidos en el precio, son muy completos y deliciosos, y te los prepararán cuando tú desees. Por lo tanto, si, al igual que yo, el riad va a ser un lugar en el que simplemente vas a dormir y acumular energías por la mañana para aventurarte en la ciudad, es un alojamiento perfecto.

¿Qué visitar en Marrakech?

Mi viaje en Marruecos duró un total de 5 días y 6 noches. Mi amiga y yo decidimos pasar los dos primeros días visitando los monumentos más emblemáticos de Marrakech y los zocos, los dos siguientes hacer una excusión al desierto (de lo cual hablaré más tarde) y el último día  visitar el barrio rico y las construcciones más recientes de la ciudad.

Llegamos un domingo por la noche por lo que nos fuimos dispuestas a dormir al hostal. El taxi nos salió algo caro, pero no había alternativa de ir de otra manera así que nos resignamos ya que sabíamos que no íbamos a gastar demasiado dinero el resto del viaje.

Muchos hostales se encuentran entre los callejones de la Medina y como es difícil encontrarlos si no conoces la zona, los habitantes te ayudan a encontrarlo a cambio de una propina. En nuestro caso elegimos uno en una calle más amplia, a unos 5 minutos de la Plaza de Jamaa el Fna, ya que, como llegábamos tarde y no conocíamos la ciudad, preferíamos no tener que deambular mucho hasta encontrarlo.

A la mañana siguiente, disfrutamos del desayuno, cogimos un mapa y nos fuimos a la aventura.

Día 1

Plaza de Jamaa el Fna

Es el punto más importante de la Medina y se encuentra justo en el centro de la ciudad. Es una plaza con mucha vida tanto de día como de noche, rodeada de cafeterías y restaurantes así como de la entrada a los zocos.

marruecos Marrakech viaje turismo ciudad plan

Por la mañana, el centro de la plaza tiene algunos puestos de fruta, sobre todo naranjas, y bebida (sin alcohol) y muchas mujeres que hacen tatuajes de henna. Tened cuidado con los tatuajes, algunas mujeres mezclan la henna con tintas y químicos que causan fuertes reacciones alérgicas, y es habitual que algunas se te acerquen y sin preguntar si quiera te agarren de la mano y empiecen a hacerte el tatuaje. Mi consejo es que si quieres hacerte un tatuaje de henna, evites a estas mujeres, preguntes dónde hacértelos y te informes bien sobre los materiales que utilizan para hacerlos.

Por la noche, la plaza se llena de puestos de comida, grupos de músicos y de amigos que se reúnen allí. Se crea un ambiente lleno de vida y color que hay que experimentar tanto de día como de noche.

El Zoco

El zoco comienza en la Plaza de Jamaa el Fna y se extiende a través de callejuelas laberínticas por la Medina. Allí, tanto los marroquíes como los turistas hacen sus compras ya que se puede encontrar de todo, comida y especias, ropa, artesanía que se encuentra dividida por gremios y todo tipo de productos típicos.

marruecos Marrakech viaje turismo ciudad plan

Evidentemente, los vendedores intentarán sacar el mayor provecho de las ventas a los turistas, por lo que hay que regatear siempre y, personalmente, aconsejo adentrarse un poco en los callejones, para evitar la marabunta de turistas y encontrar zonas más tranquilas con los mismos productos pero con menores precios, siempre sin adentrarse en zonas demasiado alejadas o peligrosas.

Jardines Majorelle

Creados en 1924 por el pintor francés Jacques Majorelle y propiedad del diseñador Yves Saint Laurent desde 1980.

En mi opinión, fue el jardín más bonito de todos, cuenta con multitud de tipos de plantas, un museo, una galería con obras de Saint Laurent y un lago entre otras cosas.

marruecos Marrakech viaje turismo ciudad plan

Día 2

Para el segundo día, contratamos un guía turístico que nos llevó y explicó el resto de monumentos más característicos. Esta es una buena opción ya que es económica y siempre aprendes más y puedes ir por más sitios sin preocuparte cuando alguien autóctono te guía.

Nosotras contratamos la excusión por Internet, pero normalmente en los riads y hoteles se pueden contratar estos servicios y excursiones.

marruecos Marrakech viaje turismo ciudad plan

Nuestro guía nos enseñó la mezquita Koutoubia por fuera y sus alrededores, ya que los turistas no pueden entrar, el palacio Bahía, uno de los monumentos más importantes de Marraquech, las tumbas Saardíes, descubiertas en 1917 y la medersa Ben Youssef, la más grande de todo Marruecos llegando a alojar hasta 900 estudiantes.

marruecos Marrakech viaje turismo ciudad plan

Días 3 y 4. Excursión al desierto

Habíamos contratado una excursión con el riad, en la que pasaríamos una noche en el desierto, por lo que la mañana del tercer día nos recogió un minibús rumbo a Zagora, que se encuentra en el sureste de Marruecos, por lo que nos recogió muy temprano.

En el grupo había gente de otras nacionalidades: canadienses, una pareja de españoles, una chica australiana, un lituano y dos japoneses. Fue muy divertido compartir esta experiencia con jóvenes de diferentes nacionalidades descubriendo también Marruecos por primera vez.

En nuestro camino, hicimos una parada en Kasbah Ait Benhaddou, un poblado espectacular, hecho de arcilla y piedra y rodeado por murallas y un río. Fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y ha sido testigo de numerosos rodajes entre los que se incluyen la serie de televisión Juego de Tronos o la película Gladiator entre muchas otras.

marruecos Marrakech viaje turismo ciudad plan

Continuamos nuestro camino hacia el desierto a través de las montañas nevadas (una de las ventajas de viajar en enero). Era impresionante ver el contraste entre las palmeras y la nieve, pero es muy importante tomarse una pastilla para el mareo los que, como yo, lo pasamos mal con las curvas si uno no quiere perderse el maravilloso paisaje que se cruza a lo largo del camino.

Al atardecer llegamos a nuestro destino, y un par de bereberes estaban esperándonos con sus camellos para guiarnos hasta el campamento de tiendas en el desierto.

marruecos Marrakech viaje turismo ciudad plan

La noche fue mágica, cenamos junto a un grupo de bereberes que tocaban instrumentos y cantaban canciones típicas alrededor de una hoguera, nos invitaron a té y nos animaron a participar. El cielo estrellado era espectacular y mi amiga y yo nos pasamos prácticamente toda la noche hablando con unos chicos bereberes sobre nuestras diferentes costumbres y culturas.

marruecos Marrakech viaje turismo ciudad plan

A la mañana siguiente desayunamos todos juntos y nos despedimos, tomando rumbo de nuevo a Marrakech. Sin embargo antes de llegar a nuestro destino hicimos una parada en Zagora donde nos explicaron algunas cosas sobre la ciudad y nos enseñaron un par de museos con alfombras y telares típicos.

Día 5. El barrio nuevo

Nuestro último día lo pasamos visitando el barrio nuevo de Marrakech, mucho más occidental, con todo tipo de tiendas y restaurantes. Si tienes tiempo extra, es curioso visitarlo para ver el contraste que hay dentro de la misma ciudad, tanto en los locales y calles, como en la gente.

Finalmente fuimos a los jardines de Menara, creados en 1870 sobre un antiguo estanque almohade. Es una zona bonita y tranquila con la que cerramos el viaje, ya que a la mañana siguiente volvíamos a España, sin embargo, si alguien va con menos tiempo y tiene que elegir qué monumentos ver y cuáles descartar, aunque estos jardines son muy famosos, creo que no es de lo más espectacular que hay en Marrakech.

marruecos marrakesh viaje turismo ciudad plan

Espero que os haya gustado esta mini-guía turística. ¡Nos vemos pronto por aquí!

Autor: Azu Burdeos

Azu Burdeos
Wanderlust