Vicky Gastelo

Ahora, acabas de lanzar tu nuevo disco, Con el viento de cara. Ha sido un proceso largo ¿no?

Estuve dos años tocando y luego he estado sin prisa. A veces me llamaban amigos para preguntarme si tenía algo nuevo y al ver que no, me preguntaban que si estaba tranquila. Yo les contestaba que sí, que tenía claro que cuando tuviera algo que contar ya me vendrían las canciones. Solo hay que vivir y cuando estás de gira, te falta eso; además de los conciertos, viajes, etc., tienes que llevar el asunto de la distribución de los discos,  atender entrevistas… Hay mil cosas y no tienes la cabeza para componer.

¿Qué has querido expresar en este nuevo disco?

Cuando me siento ante el piano para componer, no tengo ninguna pretensión. Solo pienso en las cosas que me han pasado desde el disco anterior y que me han conmovido de algún modo y escribo sobre ellas. Por ejemplo, en este disco, reflexiono sobre cosas como, por ejemplo, la parte que no me gusta de la música (Qué diría Dylan) o sobre la situación socio-económica actual (La calle es un ring). Son cosas que van surgiendo; si a una amiga la ha abandonado su pareja sin ni siquiera despedirse, me sale A la francesa… Las historias me las regalan y yo hago una letra contándolas y les pongo música.

vicky gastelo

Cuando compones, ¿surgen música y letra a la vez?

Generalmente sí. Otra cosa es que cuando me viene la inspiración no me sale la canción tal cual. Ahí es donde empiezan el oficio,  el conocimiento y la investigación para que la música ajuste con la idea que tengo para esa canción.

Cuando estás componiendo ¿ves solo la melodía y la música o ya ves el resultado final?

Desde el principio yo escucho en mi cabeza cómo quiero que sea el resultado final. Por ejemplo, cuando hice ¿Dónde estás? yo estaba con mi piano y ya sabía que ese tema tenía que ser profundo en la batería; con A la francesa, desde el primer momento, sabía que quería hacer una segunda voz al final del estribillo, algo que hacen mucho gente como Emmylou Harris, y yo misma me hice los coros.

¿Te ha resultado más sencillo este proceso de mostrar en el disco lo que tu escuchabas en tu cabeza, ahora que has producido este trabajo?

En ese sentido sí. Cuando asumí la producción mi miedo era que no supiera explicarme a la hora de contar lo que yo quería. Eso es lo más complicado. A veces les he mareado probando varias cosas hasta encontrar el sonido y si hubiera producido treinta discos, por ejemplo, hubiera sabido desde el principio que en una determinada canción iba un Wurlitzer o un Rhodes y no hubiera probado un piano.

En cuanto a la producción, mi estilo es contar un texto y no tiene mucho sentido luego pisarlo con tres pistas de guitarra. Por eso, lo más complicado ha sido hacer que funcionara con una guitarra solo; yo no quería uno de esos discos sobreproducidos que no respiran, que meten una guitarra tras otra; yo quería darle pausa y limpieza, darle tiempo a la voz y a cada instrumento.

¿No crees que ahora hay una tendencia hacia lo contrario, hacia saturar los discos de sonido y no respetar los silencios?

A veces son ganas. Creo que el respetar esos silencios es hacer música valiente, porque muchos músicos no se sienten cómodos con el silencio, les da un poco de vértigo. En cierto modo veo que, es como cuando alguien va a un sitio y se pone a hablar sin parar porque teme el silencio. Yo siempre digo que en música, cuando hablamos de negras o blancas, tienen el mismo valor tanto la nota como el silencio y eso tiene su porqué.

¿Cómo vas a hacer la gira: acústico o banda?

Va a haber de todo, porque hay sitios donde no puedo ir con una banda. Donde me facilitan las salas vamos con la banda, en otros lugares vamos a dúo y en otros casos, iré yo sola.

gastelo
Concierto de Gastelo en el Café Libertad 8 de Madrid. 17-04-2014

Van a ser salas generalmente pequeñas, ¿las prefieres?

Totalmente, a veces me dicen: “¿no te gustaría tocar en el Calderón?” y por un lado sí, pero, ¡es tan bonito ver la cara de la gente mientras cantas! Recuerdo con el disco anterior el día que estrené Será; había entre el público varias personas que lloraban emocionadas y ahí es donde decidí ese iba a ser el single, porque vi que funcionaba. Eso no te lo da un sitio grande.

Pero tú has actuado en sitios muy grandes, como el Palacio de los Deportes de Madrid.

He actuado en sitios grandes y siempre tienes que acoplar las canciones a lo que haces, tienes que ir de otra forma. Cuando yo actúo en Clamores, por ejemplo, puedo parar a la banda y cantar tres temas sentada al piano y eso no lo puedes hacer en un gran recinto. En esos grandes recintos ves a la gente y parece como que no va contigo la cosa, no tengo la sensación de que me están escuchando.

Y como despedida, os dejo con un regalito: el ya mítico Será.

Espero que os haya gustado la entrevista 🙂

Anterior…

Autor: Luis Ángel Ramos Cuesta

Luis Ángel Ramos Cuesta
Oteo el horizonte desde Unagi Magazine y os cuento lo que veo. ¡Ah! y además soy el irresponsable responsable de dirigir este proyecto.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nosotros y recibirás en tu correo todas nuestras noticias, además de eventos, promociones, descuentos y sorteos exclusivos

¡Gracias por suscribirte! Necesitamos confirmar tu dirección de e-mail. Para terminar con la suscripción, deberás hacer clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviar a tu buzón de correo. ¡GRACIAS!

Pin It on Pinterest

Share This