mauz cocina de encuentro malasaña maribel arias

Maúz Cocina de Encuentro

Parafraseando a mis amados Gomaespuma, Madrid es cada vez más una “encrucijada de caminos y crisol de razas”, un punto de encuentro entre culturas, credos y, por supuesto, gastronomías.

En ese contexto tiene todo el sentido del mundo que surjan proyectos, como el que hoy os vengo a presentar: el restaurante Maúz Cocina de Encuentro, un establecimiento que abrió sus puertas en Madrid a finales de 2014 y que, a fuerza de trabajo, cariño y calidad se está haciendo un hueco en la guía gastronómica de la capital.

En primer lugar debo aclarar que, aunque se trata de un restaurante, Maúz engloba todo un concepto, toda una declaración vital de su creadora y gerente, Maribel Arias: el encuentro entre la cultura hispanoamericana y la europea. Declaración vital, porque todo en este local habla (y lo hace muy bien) de la personalidad de Maribel: de su amor por la cocina, por el trabajo bien hecho, por la cultura, por los detalles y sobre todo, de su identificación con las dos culturas en las que se ha desenvuelto durante toda su vida.

maribel arias encuentro mauz restaurante madrid malasaña
Maribel Arias

Hay quienes crean un proyecto gastronómico segmentando su oferta y optando por la especialización; en cambio Maribel ha optado por todo lo contrario, por diversificar, por unir, por buscar un punto de encuentro entre las recetas tradicionales de Colombia, Venezuela, México y el Caribe, por un lado, y los ingredientes típicos europeos.

Por ello, ha partido de las tres ramas más importantes de la cocina latinoamericana: el maíz, el plátano y la yuca y sobre la base de estos productos, ha conformado la carta, llevando a cabo sorprendentes y deliciosos maridajes.

¿Ejemplos? Partiendo del concepto de los “patacones” elaborados con plátano macho, se han elaborado unas cestitas con plátano y se han rellenado con sabores tan tradicionales en España como la chistorra o la carne mechada. Otro ejemplo, la arepa, el pan típico de América Latina, elaborado a partir de harina de maíz se convierte en el delicioso (y, sorprendentemente ligero) envoltorio de ingredientes como el jamón ibérico o la sobrasada.

maribel arias encuentro mauz restaurante madrid malasaña
Chips y nachos con guacamole

Junto a ellos, platos como las gorditas, los huarachitos, las arepitas de yuca, adquieren nuevos significados, fruto de la mezcla de los ingredientes típicamente americanos como fríjoles, aguacates, quesos, huitlacoche… con otros típicamente españoles como los embutidos ibéricos, el queso de cabra, el aceite de oliva…

Pero Maúz no solo es un punto de encuentro de culturas; también es un punto de encuentro de dietas y preferencias gastronómicas. Sí, porque, y esto es muy reseñable, uno de sus objetivos principales es ofrecer una carta libre de gluten (actualmente solo ofrecen dos platos con gluten y se procesan separadamente de los demás). Para una persona celiaca, poder disfrutar del mismo exquisito menú que el resto de los comensales es un valor añadido muy importante. Asimismo, tienen una amplia oferta para veganos, ya que todos los platos tienen su versión vegetariana, de modo que si no te apetece comer carne, puedes encontrar un menú que te agrade sin necesidad de que tengas que comer una ensalada

Sí, el concepto es bueno y la variedad es un punto muy valioso a favor de Maúz, pero, ¿qué tal está la comida? Pues aquí me remito a mi experiencia personal y debo decir que me sorprendió muy gratamente. La arepa ibérica, compuesta por jamón ibérico, aceite de oliva y tomate natural, entre una masa de maíz, estaba realmente exquisita. En esta reinterpretación del bocata de jamón, los sabores maridaban a la perfección y el crujiente envoltorio aportaba sabor y una gran delicadeza. Qué decir de las cestas de chistorra y nata agria (uno de los grandes hits de la carta) o de las gorditas de  queso y huitlacoche (otro de los top)…

maribel arias encuentro mauz restaurante madrid malasaña
Arepa ibérica

Una de las cosas que más me gustó es que en un mundo dominado por el fast food, aquí todos los ingredientes son naturales y procesados con todo el cariño y el buen hacer de una madre o una abuela. Es ese concepto, cada vez más en desuso de “comida casera“, que tanto me gusta (y si además, como esta, es a precios asequibles, pues mejor que mejor).

Pero una comida casera no es creíble, si el establecimiento no resulta agradable y acogedor y ese es otro de los puntos fuertes de Maúz. Maribel viene del mundo audiovisual y se nota, y mucho, en los detalles. Desde el logo (una mazorca de maíz deconstruida que acaba convertida en píxeles de madera que adornan las paredes de todo el local), hasta lo recogido del establecimiento, sus mesas, la luz, la decoración, todo denota un enorme amor por el proyecto y un gran cuidado por los detalles y por que la clientela esté a gusto: nada de aglomeraciones, una suave música de fondo, un trato cercano y cordial…

maribel arias encuentro mauz restaurante madrid malasaña
Vista del restaurante Maúz

Además, sus paredes acogen exposiciones de pintura, que se renuevan mensualmente, basadas en temáticas que encajen con el local y con su filosofía de encuentro de culturas, colores, contrastes, luces, emociones…

Os he puesto los dientes largos, ¿verdad? Bueno, pues el paso siguiente es que vayáis a Maúz y comprobéis por vosotros mismos lo que aquí os cuento; os aseguro que no os defraudarán. Además, su ubicación, en la calle Monteleón (en la parte alta de Malasaña, entre San Bernardo y Bilbao, y muy cerquita del Teatro Maravillas) lo hacen ideal para picar algo antes de entrar o a la salida del teatro o como calentamiento de una tarde o noche malasañera.

Restaurante Maúz Punto de Encuentro. Ubicación: C/ Monteleón 17 –  Madrid (Metro San Bernardo o Bilbao). Horario: de martes a jueves: 14:00 – 16.00 // 20.00 – 23.30 y Viernes y sábado: 14:00 – 16.00 // 20.00- 01.00.

Autor: Luis Ángel Ramos Cuesta

Luis Ángel Ramos Cuesta
Oteo el horizonte desde Unagi Magazine y os cuento lo que veo. ¡Ah! y además soy el irresponsable responsable de dirigir este proyecto.