nacho ruiz

Nacho Ruiz

Vamos ahora con el Nacho músico. Tu vienes de una experiencia anterior, como fue la banda de rock Seine, en que hacías una música muy distinta a la actual ¿Cómo viviste aquélla época?

Es curioso porque cuando dejé Seine, en las entrevistas que me hacían, el mensaje que me transmitían era “has empezado otra cosa” y en realidad no fue así: yo siento que yo ya había empezado otra cosa antes  y que Nine Stories es lo que yo era un principio, algo que se interrumpió durante la época de éxito de Seine.

Éramos muy jóvenes y tuvimos un éxito fulgurante; de hecho,  al tercer concierto que dimos, vino un sello, nos dijo que había escuchado nuestra maqueta y que quería que esa maqueta fuera el primer single y, a partir de ahí, grabamos nuestro primer disco. Enseguida empezaron las entrevistas, dábamos conciertos a los que venía gente, el disco tuvo presencia en los medios y la popularidad nos llegó rápidamente.

Luego sacamos el segundo disco con Subterfuge, que suponía un paso adelante…pero todo iba tan rápido que igual que subió, se agotó: el disco no funcionó espectacularmente, hubo un desánimo general, queríamos evolucionar, pero no todos en la misma dirección y el grupo terminó. Fue una pena porque en aquéllos años intensos de juventud y cierta rebeldía lo pasamos muy bien; teníamos mucho sentido del humor, algo que creo que no se acabó de entender.

Tras salir de Seine creaste tu nuevo proyecto, Nine Stories. ¿Por qué esa referencia a Sallinger?

Quería un nombre que significara algo para mí y que, a la vez, me me recordara algo bonito y Nine Stories es una recopilación de cuentos muy bonita de Sallinger que me gusta mucho y pensé, “por lo menos, que el nombre me recuerde al libro y que sea agradable de escuchar”. Luego me arrepentí un poco, porque no es un nombre que resulte fácil de pronunciar para un hispanohablante, pero estas cosas son así…

nacho ruiz nine stories trafalgar gran derby records

 Y desde 2008 ya llevas dos discos transitando por los senderos del folk y el pop…

Para mí lo que hace Nine Stories es pop, pero en el mundo anglosajón, el término pop ha tomado una connotación negativa y sí, Britney Spears hace pop, pero The Beatles también son un grupo pop. Además, ¿qué es pop y qué es folk? Dylan era folk pero también hacía pop e, incluso, rock. Por eso no me quiero sujetar a etiquetas.

Además, los dos discos, en ese sentido, son distintos. Nine Stories lo hice en casa porque me apetecía que recogiera un cierto punto casero, de baja fidelidad, con un sonido pequeñito, con mucha intimidad. En cambio, Trafalgar suena más sofisticado, con más arreglos, lo preparé con la banda que tenía y suena más grande, más lleno.

¿Qué tal ha sido la acogida de este segundo disco?

Maravillosa. En el aspecto de críticas, han sido estupendas y, en muchos casos bastante entusiastas. La impresión que tengo es que Nine Stories es un proyecto en el que todo el que se ha acercado a él lo ha hecho con mucho respeto. A veces me hace gracia que muchas de las críticas se refieren a él como “la joya escondida”, “joya oculta”… Eso mola, pero también piensas “jo, pues molaría más que no estuviera escondida” (risas). A todos nos gustaría que esto tuviera más repercusión.

Yo he visto alguno de vuestros conciertos y, si sirve la analogía, la impresión con la que sale el espectador es  que Nine Stories como un mueble artesanal y de calidad, frente a los muebles de IKEA que se usan habitualmente.

La intención es hacer cosas buenas y bonitas. Cuidamos mucho los detalles, porque sacamos un disco cada dos años, como poco, y, en un espacio de tiempo tan grande, es fundamental cuidarlo todo. Es muy importante que la gente que se dedica a la música vea que lo hacemos con cariño.

Actualmente estoy preparando el tercer disco y la idea es la misma, dar un paso más adelante, tratar de progresar, pero sin perder las señas de calidad. Es un disco que se empezará a grabar en otoño y que quiero enfocar de una nueva forma. Casi todos los discos que he grabado en mi vida han sido discos en que, desde el principio, yo tenía las ideas muy claras de cómo quería que fueran las cosas. En este caso, por el contrario, quiero que la premisa sea la opuesta, que todo sea más abierto, quiero dejar volar un poco más la imaginación y llegar al estudio sin complejos y con ideas menos preconcebidas.

nacho ruiz nine stories directo la central alondra bentley trafalgar

¿Cómo va a sonar ese nuevo disco?

Trafalgar es un disco que me gusta mucho y que me recuerda mucho al momento en que se grabó, un momento mágico e irrepetible, pero, a la vez, lo siento como un disco de transición hacia otras cosas; no creo que sea un disco definitivo. Quiero que alguna de las canciones de ese segundo disco sean el campamento base desde el que atacar la cima del tercero. Por ejemplo Ladybird in navy blue me parece un excelente inicio desde el que avanzar, lo que me da pistas de que el disco pueda ser más experimental, más psicodélico.

Sí que me gustaría que nuevo disco sonara a 2014. No es que los otros discos sonaran retro, pese a que se han grabado en cinta magnetofónica en vez de en ordenador, pero quiero que el nuevo suene más actual.

Dada tu relación personal y musical con Alondra Bentley, ¿notáis que hay influencias recíprocas?

Tocar con Alondra y con los músicos que la acompañan, que son buenísimos  hace que tengas que ponerte a su nivel, eso me ha permitido aprender un montón como intérprete.

Por otro lado, Alondra y yo tenemos formas de componer muy distintas: ella tiene un don increíble con la voz, con la que es capaz de insuflarle vida a casi cualquier cosa. Canciones cantadas por ella suben automáticamente. En mi caso, yo siento que la canción tiene que ser buena por sí misma y mis canciones suelen estar más basadas en cambios de acordes. Ver que otra persona a la que escuchas en casa tiene otra forma de hacer las cosas, sin duda, te abre la mente. Además, supongo que inconscientemente hay una influencia recíproca de la que no nos damos cuenta.

 Y para terminar, vamos a cerrar el círculo volviendo con el Nacho periodista. ¿Qué le diría el ese Nacho al Nacho músico?

No me juzgo, de hecho, no suelo escuchar mis discos. Entiendo que, por un lado, estaría bien para ver los defectos y mejorar, pero, por otro, creo que es mejor tirar para adelante. Cuando me entran las inevitables inseguridades pienso que si a la gente le gusta el disco, tal vez sea cierto que es bueno.

En todo caso, le diría que, como artista, siguiera adelante, que lo que hace tiene validez, no por la calidad, que puede ser subjetiva, sino porque hay que seguir creando y porque merece la pena seguir luchando por la música.

 

Ir al inicio de la entrevista

Autor: Luis Ángel Ramos Cuesta

Luis Ángel Ramos Cuesta
Oteo el horizonte desde Unagi Magazine y os cuento lo que veo. ¡Ah! y además soy el irresponsable responsable de dirigir este proyecto.

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nosotros y recibirás en tu correo todas nuestras noticias, además de eventos, promociones, descuentos y sorteos exclusivos

¡Gracias por suscribirte! Necesitamos confirmar tu dirección de e-mail. Para terminar con la suscripción, deberás hacer clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviar a tu buzón de correo. ¡GRACIAS!

Pin It on Pinterest

Share This