retommm running unagi magazine

#retommm – Presentación

No soy un runner. Resulta paradójico qué comience así una serie de artículos en los que narraré mis experiencias como corredor popular, pero quiero dejarlo claro desde un principio.

No, no soy de esos corredores para los cuales el running (eso que antes se llamaba footing y antes aún, correr) es casi una religión. Hago mucho deporte, eso sí, pero variado: corro, por supuesto, pero tan pronto cojo la bici, como la pala de pádel, el balón de fútbol, la tabla de windsurf, las pesas…

No obstante, siempre me ha gustado correr, tanto por el aspecto físico como, sobre todo, por el mental. El running no solo es una forma sencilla y barata de cuidar tu salud y estar en forma (sin necesidad de nadie más, con 45 minutos, unas zapatillas y poco más, puedes mantener tu cuerpo a tono), sino, fundamentalmente, de mantener tu mente despejada. Da igual lo agobiante que haya sido el día, basta con ponerte las zapatillas, un poco de ropa, por supuesto, las gafas de sol si es verano, los auriculares con musiquita, saler a correr y las angustias se difuminan como las nubes tras una tormenta.

retommm running unagi magazine reto correr

Esta forma tan “zen” de enfocar el deporte en general y el running en particular, choca con la corriente imperante en la actualidad. Correr se ha puesto de moda y para muchos, el participar en pruebas populares ha pasado de de ser una diversión a convertirse en una obsesión a cualquier precio.

Por un lado, mucha gente piensa que puede ponerse a correr cualquier distancia, sea cual sea su preparación, sin tener en cuenta que 10k a pleno rendimiento, y no hablemos ya de una media maratón o un maratón, son desafíos muy serios y hay que afrontarlos con mucha preparación y mucha cabeza.

Por otro lado, surgen por doquier preparadores, entrenadores, “gurús del running” y similares, que pueden hacernos tanto bien (si son cualificados), como mal (en caso contrario): para progresar no hay métodos milagrosos, solo planificación rigurosa y mucho trabajo.

En mi caso, este año, en parte empujado por la inercia de entrenar con relativa constancia (aunque por mi cuenta), en parte motivado por todo el espíritu generado en nuestra sección run & mind y, ¡qué diablos! también picado por el aspecto lúdico y competitivo de las carreras populares, comencé a apuntarme a algunas, con la idea de pasármelo bien corriendo en compañía de miles de personas.

La falta de una preparación específica y planificada y la carencia de unos objetivos definidos más allá de disfrutar, hicieron que mis resultados no fueran para tirar cohetes: varios 10k terminados entre 50:00 y 52:30 y un 15k en 1:23:00, que para alguien nacido en los 60, no están mal del todo, pero que me habían dejado insatisfecho. Necesitaba un reto, exprimirme un poco, saber hasta dónde podía llegar, marcarme una meta ambiciosa pero accesible, una meta que pudiera alcanzar sin cambiar mi filosofía del running.

La oportunidad surgió a través de una entrevista que hice este año, a los chicos de Personal Running. Tras hablar con ellos, me di cuenta de que compartíamos totalmente nuestros puntos de vista sobre una preparación deportiva, sobre objetivos y sobre cómo tratar de conseguir las metas propuestas teniendo siempre claro que el primer objetivo era mejorar la salud física y mental.

#retommm

Y así…tras estas 500 palabras, llegamos aquí, al presentación del reto que me he propuesto con la ayuda de la gente de Personal Running, lo que yo he bautizado como el #retommm.

¿En qué consiste este reto? Pues en correr el Medio Maratón de Madrid 2016 e intentar terminarlo en menos de 1:45:00. Ahí queda lanzado el guante.

retommm running unagi magazine reto correrDado que la carrera será el próximo 3 de abril, hay cinco meses por delante de duro trabajo para intentar conseguir este reto que, como digo es ambicioso, pero creo que asequible con una preparación adecuada y, teniendo de mi lado a Personal Running, esto está asegurado.

Serán cinco meses de penas y alegrías, de sol y lluvias, de fríos y nieblas, en las que no solo entrenaré y correré algunas carreras populares, sino que desde estas líneas, semanalmente os iré contando la intrahistoria que hay detrás de la preparación de una media maratón… contada con la objetividad de alguien que, como dije al principio, no es un runner.

Hablaré, por supuesto, de entrenamientos y de material, como es lo usual, pero también de sensaciones y sentimientos, de médicos y fisioterapeutas, de alimentación, de música (que además de amansar a las fieras ayuda a correr), de personas y competiciones y, por supuesto… como en toda conversación de ascensor que se precie, del tiempo (del cronométrico y del meteorológico 😉

Además, pretendo que este reto sea compartido y que todos quienes queráis sumaros al mismo, o a otro similar, encontréis aquí, o en nuestras redes sociales, vuestro punto de encuentro. Podemos intercambiar opiniones, quedar para rodar juntos, hablar sobre competiciones… en fin, que el #retommm16 es un reto personal, pero que estaré encantado de compartirlo con todos aquellos que queráis uniros.

Yo ya he empezado a prepararme, ¿os animáis a seguirme?

 

Autor: Luis Ángel Ramos Cuesta

Luis Ángel Ramos Cuesta
Oteo el horizonte desde Unagi Magazine y os cuento lo que veo. ¡Ah! y además soy el irresponsable responsable de dirigir este proyecto.