Sala & The Strange Sounds

Sala & The Strange Sounds, o lo que es lo mismo, la banda creada en 2009 por el polifacético músico y compositor Sala Elassir y el energético batería Kjetil Hallre está muy de actualidad. Y lo está por el reciente lanzamiento de su segundo larga duración Fotomatic, un disco potente, cañero y contagioso como el que más, fiel al estilo fresco e irreverente de la banda.

Sala & The Strange Sounds es una de las bandas míticas en los directos madrileños de los últimos años, habiendo tomado, uno a uno todos los templos musicales de la capital: Heineken, Costello, Joy Eslava, El Sol, Clamores, Orange Café, Taboo... Y es que, sin duda, ofrecen uno de los directos más vigorosos y atractivos que hoy día puede ofrecer una banda indie. En sus propias palabras: “lo importante es no dejar indiferente a nadie en la sala”.

Un lustro ha pasado desde su creación y Sala & The Strange Sounds lo han celebrado lanzando Fotomatic, un disco en el que explotan todas sus virtudes y que se convierte en una amalgama de buena música, que va desde el rock, hasta su adorado punk, pasando por el pop. Una vivificante descarga musical, que recomiendo mucho escuchar y disfrutar.

Y para hacer un repaso a toda su carrera y hablar de este Fotomatic, nadie mejor que el propio Sala Elassir, con quien quedé en ese maravilloso remanso cultural que es el Café La Paca.

¿Cómo empezó la banda?

Empezamos en Londres sobre el 2009. Yo estaba viviendo allí y acababa de dejar otro proyecto musical totalmente distinto a este, cuando conocí a Kjetil, que era un noruego que había estado estudiando en Liverpool en la escuela de Paul McCartney y acababa de mudarse a Londres y nos juntamos para montar la banda.

Como desde el principio ya teníamos muchos contactos, empezamos a tocar enseguida y lo hacíamos muchísimo (había semanas que tocábamos 4 o 5 veces). Además, como es una ciudad tan grande, te vas moviendo por la geografía de la ciudad y no te vas quemando.

Ahí aprendimos muchísimo, porque llegas a cualquier garito y hay un nivel increíble. Todo el mundo es buenísimo y tienes que esforzarte, no ya por destacar, sino, al menos por no desentonar. Ese grado de autoexigencia lo hemos mantenido y somos muy críticos con nosotros mismos, lo que es fundamental para no bajar el rendimiento.

sala strange sounds fotomatic punk elassir rock
© Gonzalo de la Vega

Y luego vino el salto a España…

Sí, en aquella época grabamos en Londres nuestro primer EP (The man who killed Sam Wilson), lo lanzamos en Inglaterra y empezamos a hacer cosas en España, de forma un poco curiosa: desde Londres montábamos los conciertos, como eventos, en Facebook, alquilábamos salas en Madrid, comprábamos cuatro billetes de EasyJet, y nos veníamos solo al concierto… ¡Y se petaban! Esa algo que hoy, con la saturación que hay sería imposible, pero como éramos un poco pioneros en esto, se corría la voz y llenamos salas como Clamores o el Sol.

Haciendo eso, de repente, cogieron una canción nuestra para una promoción con la Selección de Fútbol, justo antes del Mundial de 2010 y, de repente, empezamos a sonar mucho en teles, radios, etc. Nos mudamos aquí, en principio a pasar el verano y a tocar en un par de festivales, una cosa fue llevando a la otra y aquí seguimos…

Hemos seguido tocando mucho fuera, en Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Francia, pero sobre todo hay salas aquí en Madrid donde estamos muy cómodos y donde la cosa funciona bastante bien.

Y llegó It’s Alive…

Fue nuestro primer LP y lo grabamos un poco a caballo entre Madrid y Londres, aunque los mezclamos y masterizamos allí, porque conocíamos a más gente. El reto que teníamos en aquel momento era cómo plasmar en un disco toda la energía que teníamos en directo y creo que lo conseguimos: el disco funcionó muy bien.

Por lo que dices, os consideráis una banda más de directo que de estudio.

Totalmente de directo. El estudio es un espacio que me encanta, en el cual puedo ser muy creativo…pero las canciones que hacemos siempre están pensadas para ser tocadas en directo, aunque luego en el estudio igual le damos una vueltecita. En directo, la tensión que existe entre artista y público (aunque solo haya una persona), es buenísima y pasan cosas muy mágicas que no pasarían en una grabación.

sala strange sounds london madrid punk rock directo fotomatic

¿El público español te devuelve esa energía?

Da mucho calor. La gente se queja mucho del público de aquí. Quizás no tenemos la cultura y la tradición que se puede tener en Inglaterra de moverte por garitos para escuchar música y para descubrir grupos, pero aquí si consigues conectar con el público, te devuelven mucho calor y mucho amor. Nosotros no tenemos ninguna queja.

Sé que actualmente está en el aire el debate de que la gente no se calla en los conciertos. Yo igual peco de blando, pero pienso que esa atención y ese silencio te lo ganas tú haciendo algo interesante. En un mundo ideal la gente estaría callada, pero más que exigir, deberíamos ganárnoslo nosotros.

 En 2013, llegó la versión del Yes Sir I Can Boogie de Baccara, algo alucinante, por ser tan distinto a lo que hacéis habitualmente.

Fue todo un honor poder hacerlo. Estando en Madrid, nos estábamos planteando la posibilidad de alguna colaboración con algún artista español que cantara en inglés. Surgió el nombre de Baccara y un día comentándolo con un amigo, nos dijo que su madre era íntima de Maite, la cantante del grupo. La contactamos, le propusimos hacer una versión cañera de la canción, Maite se abrió a nuestras propuestas y fue una maravilla trabajar con ella. Esa canción nos abrió muchas puertas, tanto a nivel nacional como internacional. Fíjate que es el 7º single más vendido de la historia (16 millones) y ha vendido el doble que Hey Jude o el triple que el Thriller.

Y llegamos a Fotomatic..

Este disco surgió de forma muy natural, en la última gira que hicimos. Yo siempre estoy escribiendo y tirándonos tantas horas en la carretera con los Clash sonando siempre de fondo, tenía que salir algo así (risas).

Para mi gusto suena mejor, más compacto, mejor grabado que el primer disco y es que todo ha ido muy rodado. Escribí las canciones durante la gira, les envié las maquetas a los chicos, quedamos un día para montar las canciones, y ya nos metimos al estudio a grabar. Creo que como ya nos conocíamos mejor y teníamos clara la idea del concepto, del sonido que buscábamos con el anterior disco, pues ya salió todo como mucho más rodado.

Lo grabamos en Aranda de Duero, en los estudios Neo Music Box. Grabamos con José María Caballero al mando y lo mezclamos en Madrid ha quedado muy guay.

sala strange sounds london madrid punk rock directo fotomatic

¿Cómo es Fotomatic?

Fotomatic es un poco más agresivo que el anterior, aunque no ha sido algo consciente. Creo que la evolución ha sido un reflejo de los tiempos que corren. Desde que nos pusimos a escribir las canciones hasta que ha salido el disco, han sido unos tiempos muy difíciles para la sociedad y la música que se hace debería reflejar eso. Como han sido tiempos muy turbulentos, nos ha salido esa vena un poco más cañera y un poco más anti-todo.

El disco incluye canciones más políticas, con historias que te vas encontrando. Por ejemplo, el tema Fotomatic es una crítica a esta sociedad en la que todos vivimos tan pendientes del móvil, de las redes sociales, y que se pierde mucho contacto directo y humano y es una reflexión del tipo “¿Qué estamos haciendo?”; This Old Town, es una historia sobre cultura prohibida y censurada y de cómo cuatro justicieros (los Strange Sounds) llegan a la ciudad para solucionar el tema.

¿Cuándo lo presentáis?

El 24 de abril en la Sala Arena, que es un sitio que nos trae muy buenos recuerdos y tenemos muchas ganas de presentarlo allí. Hasta ahora solo lo hemos defendido en acústico y estamos ansiosos por hacerlo en un directo con la banda. Un disco tan cañero como este, es lo que pide.

¿Tenéis prevista la gira?

No, no tenemos nada cerrado, porque nuestra idea es hacerlo al revés. Lo habitual hubiera sido hacerlo así, pero hoy día, para el 90% de los grupos, las giras son una ruleta rusa en que un día llenas una sala y al día siguiente tienes 20 personas. La gente lo ve como un mal necesario para promocionar el disco, pero yo me he planteado hacer algo  distinto.

La idea es regalar nuestro disco en la web y a cambio, únicamente pedimos a la gente su mail y su ciudad. Muy poca información, que vamos a utilizar solamente para hacer una base de datos y planificar la gira. Dentro de un tiempo nos sentaremos, analizaremos la base de datos y veremos dónde ha habido más descargas, dónde sería factible un concierto con gente y, además, tendremos sus mails para avisarles. La idea es utilizar eso para hacer una gira con cabeza y, al menos, no perder dinero con ella.

sala strange sounds fotomatic punk elassir rock
© Gonzalo de la Vega

Unido a esto está el asunto de la financiación del nuevo disco, algo muy innovador…

Tenemos tres modalidades: el disco se puede escuchar online gratuitamente en nuestra web; la segunda es que te lo puedes descargar gratuitamente a cambio del mail y de la ciudad de residencia y la tercera es Patreón, que es una web nueva, que han montado en San Francisco y que está creciendo mucho en Estados Unidos. Damos a nuestros seguidores la opción de pagar 1 $ por cada canción que publiquemos en el futuro, ofreciendo recompensas adicionales a cambio (material inédito, reducciones en los precios de los conciertos). La idea es crear una comunidad de gente que se sienta involucrada con el proyecto y que, a cambio de una cantidad pequeña de dinero, pueda contribuir a que siga existiendo. Además el aportante puede establecer un límite mensual de lo que quiere gastar. Por nuestro lado, el reto está en que es tan fácil apuntarse como desapuntarse y si nosotros nos seguimos haciendo música que guste a nuestros seguidores, nos van a dejar de pagar por ella.

Hoy día parece que si quieres promocionar un disco, tienes que compartirlo en Spotify, con lo que prácticamente lo estas regalando. Antes eso, mi pregunta ha sido: “¿tengo que regalar el disco? OK, pero lo hago bajo mis términos”. Lo que buscamos es que esto se convierta en un proyecto sostenible a medio-largo plazo.

Autor: Luis Ángel Ramos Cuesta

Luis Ángel Ramos Cuesta
Oteo el horizonte desde Unagi Magazine y os cuento lo que veo. ¡Ah! y además soy el irresponsable responsable de dirigir este proyecto.

Pin It on Pinterest

Share This