smoking club pelicula cine cannabis alberto utah

Smoking Club (129 normas)

SMOKING CLUB (129 NORMAS). Director: Alberto Utrera. Guión: Carlos Soria, Sergio Granda y Alberto Utrera. Reparto: Rodrigo Poisón, Jimmy Castro, Natalia Mateo, Álvaro Lafora, Edu Díaz, Marta Balón, Margarita Lascoiti, Úrsula Gutiérrez, Clara Alvarado y Ángela Chica. Fotografía: Nicolás Pinzón. Música: Iván Ruiz Serrano.

Más allá de la similitud en el nombre, no hay muchas semejanzas entre la película española Smoking Club y otro exitoso club cinematográfico como El Club de la Lucha.  Si en la película de David Fincher la regla básica era “Nadie habla del Club de la Lucha” esa norma, no solo no se encuentra dentro de las 129 que regulan el club de fumadores creado por Alberto Utrera, sino que, en este rige la contraria: “Todo el mundo habla de Smoking Club”.

Y es que esta comedia española que se estrenará a primeros del mes de abril, llega precedida de una enorme expectación. Smoking Club reúne todos los ingredientes necesarios para que la receta cinematográfica sea exitosa: una excelente y divertidísima historia (y muchas grandes intrahistorias), estupendas interpretaciones y una fantástica realización por parte de todo el equipo técnico. Prueba de ello, es que ya ha sido seleccionada para dos festivales tan prestigiosos como el Festival de Málaga o el Craft Film Festival de Barcelona.

Smoking Club es una película de historias cruzadas, que trata sobre Óscar, un tipo de 40 años, que en plena “crisis vital” deja a su novia Silvia y su trabajo, para montar un club de fumadores de cannabis junto su amigo de la universidad Danny, que es un abogado experto en “vacíos legales”. Óscar quiere que su Smoking Club sea un “espacio de libertad”, un lugar donde la gente vaya a fumar y estar tranquila. Un sitio donde cada uno sea como quiere ser y nadie tenga que aparentar nada. La paradoja es que para garantizar esa libertad de hacer lo que se quiera, tiene que establecer un montón de reglas que la delimiten: ¡ni más, ni menos que 129!!

A esos ingredientes se añaden los personajes del pasado de Óscar, los miembros del club y el resultado es un cóctel explosivo llamado Smoking Club, que, sin perder su objetivo de divertir (y lo hace, y mucho), aborda otros temas más trascendentes como son la legalización de las drogas blandas y los límites de la libertad.

Para hablar de esta peli, yo también decidí montar mi propio club, un club que también fuera un espacio de libertad y cuyos selectos miembros fueron su director Alberto Utrera, el director de Arte, Nuño Benito y dos de sus protagonistas, Jimmy Castro y Silvia Vacas. Por ello, más que una entrevista, lo que viene a continuación es un debate muy, pero que muy rico: interesante, ameno, fresco y divertido.

Pasen, lean… ¡y disfrutenlo!

smoking club pelicula club cannabis cine

¡Hola chicos! Contadme cómo surgió este Smoking Club.

ALBERTO: Varios de los que estamos involucrados en la peli hicimos un curso donde había directores, actores y guionistas. Allí surgió la idea de hacer un corto, pero luego pensamos, “vamos a apretar un poco más” y llegó la película.

Eso sí, debido a lo limitado de nuestros recursos, debía tener unas características muy concretas: rodarse en 9 días y en una misma localización. Empezamos a pensar y surgió la idea de hacerla en un club de fumadores de cannabis.

¿Cómo fue el proceso de creación de la historia?

ALBERTO: Teníamos una estructura de guión marcada, pero no desarrollada. Por ello, una vez que encontramos los actores, escribimos unas pequeñas pautas que le dimos a cada uno y les dijimos que se crearan un personaje. Luego quedamos un día para entrevistar a cada personaje, y con esos personajes que ellos habían construido, se fue dando cuerpo a la historia. Cada entrevista duraba más o menos 40 minutos y luego montábamos uno o dos minutos de cada personaje. De repente, había momentos en esos 40 minutos en que veías “ahí está el personaje”. De hecho, para mí lo mejor de la película es el trabajo de los actores.

Además, como varios de los actores estaban en ese curso, uno de los guionistas y yo ya sabíamos cómo improvisaban y las cosas que hacían y teníamos más o menos enfilados sus personajes. Luego hubo otros actores que se sumaron después, como fue Jimmy, por ejemplo, que encajaban perfectamente en lo que buscábamos para un personaje.

smoking club silvia vacas rodrigo poison actor fumadores

NUÑO: La historia se iba definiendo bastante en las improvisaciones. A menudo había cosas que salían de las improvisaciones e inmediatamente iban a cambiar el guión, en el sentido “estos personajes van a funcionar mejor así, esto va a ir mejor por ese lado…”

JIMMY: Sí, de hecho, cuando hacíamos las improvisaciones a veces teníamos complejo de “ratas de laboratorio”, pues veías a un montón de gente superatenta a lo que hacías y tomando notas de lo que iba pasando, como si fueran científicos estudiándote. A mí me pareció muy interesante esa forma de acercarnos a los personajes y la historia trabajando todos juntos.

Esta forma de trabajar es muy bonita de los actores, pero también muy exigente. En vuestro caso muchos de los actores también dirigís y eso supongo que será un plus a la hora de trabajar de este modo.

SILVIA: Sí que es cierto que la parte creativa la puedes desarrollar más en las improvisaciones, porque te puedes llevar el personaje a donde tú quieres para ver qué pasa. Ellos nos dieron mucha libertad para construir, pero también trabajábamos con red, en el sentido de que luego eran ellos quienes decidían y teníamos la confianza de que si hacíamos algo que no funcionaba, tanto tú desde dentro, como ellos desde fuera, nos dábamos cuenta y lo llevábamos por otro sitio. Pero, al menos lo probábamos y eso a los actores nos gusta mucho.

JIMMY: Además los personajes estaban muy claros: se sabía qué les pasaba, qué querían, las relaciones que tenían entre ellos. Lo esencial estaba muy claro y trabajar sobre eso fue muy sencillo y agradecido.

smoking club silvia vacas edu diaz

La trama de la película está ubicada en un lugar tan peculiar como un club de fumadores de cannabis. ¿Por qué allí?

ALBERTO: En realidad nosotros lo que buscábamos era reunir varias personas en un lugar cerrado en el que tomaran algún tipo de sustancia que les llevara a mostrar ciertos comportamientos. Es cierto que el ambiente es especial, pero el hecho de que la gente fume allí no desencadena nada en el comportamiento de los personajes.

SILVIA: Sí, desde luego, los personajes ya son “personajes” en sí mismos, sin fumar, y si a eso le sumas la situación, las historias cruzadas y el entorno cerrado y lleno de límites que acotan la declarada libertad, todo ello hace aflorar situaciones que tienen que estallar. El espectador va a ser consciente de que está en un sitio particular, pero lo importante en realidad son los personajes y en sus relaciones.

ALBERTO En ese sentido, sí que es cierto que la historia podría haberse situado en otro espacio cerrado, como un bar. La hierba tiene un papel importante, pero no decisivo en los comportamientos de los personajes.

NUÑO: En la película el tema de la marihuana es muy natural. Es un marco o un pretexto para contar la historia que queríamos contar. De hecho, más que el tema de las drogas, lo que queríamos abordar era algo más genérico como el tema de la libertad y sus límites.

Sí, porque el club es un espacio de libertad… pero tiene 129 normas. Ese es otro debate que planteáis, si la libertad es algo absoluto y si estamos preparados para ser libres.

ALBERTO: Efectiviwonder (risas…más bien carcajadas de todos). La libertad está muy bien, pero lo esencial es el respeto y el darse cuenta de que tu libertad tiene que compaginarse con la de los demás. Y eso es algo que no entiende la gente.

smoking club cine español festival de malaga

Pero sois conscientes de que más allá del debate genérico sobre la libertad,  la película entronca con otro debate más concreto, el que existe sobre la legalización de la marihuana.

ALBERTO: Sí, es que es una realidad que está ahí. En la sociedad existe ese debate y es muy posible que la película pueda servir también para alimentarlo. Prueba de ello es que en la red ya se está hablando de ella en webs del sector, aún sin haberla estrenado.

Lo que está claro es que hay una doble moral imperante en la sociedad con el tema del cannabis.

ALBERTO: ¡Sin duda! En ese sentido, hay un personaje que es el de una señora muy mayor que representa la sociedad antigua, con todas sus contradicciones, y muestra lo absurdo de muchas de las situaciones que se dan en este tema. ¿Que lleva a que sean legales el alcohol o el tabaco o el café y no la marihuana? Está bien que la gente reflexione al respecto.

NUÑO: Sobre esa doble moral fíjate en algo muy curioso. Como hablamos de cannabis, nuestra peli ha sido calificada como para “mayores de 18 años”, mientras que otras que están ahora en cartelera y son muy violentas o tienen sexo, están calificadas para “mayores de 16 años”.

Buceando un poco por internet, he visto que os habéis convertido un poco en referente para la comunidad cannábica, que está hablando mucho sobre la peli.

NUÑO: Algo sabíamos de este revuelo, porque aunque ya se sabe que esto es una peli y ya estamos seleccionados para varios festivales, hay gente que nos escribe a través de las redes y nos dice cosas como “Sí, la peli está muy bien, pero lo que mola es eso del club ¿qué hay que hacer para apuntarse?” (risas).

smoking club director alberto utrera cine

¿Por qué esas 129 normas?

ALBERTO: Pues porque es algo extraído de la realidad. Estos clubes de cannabis, operan en una especie de limbo, asentadas en vacíos normativos. Para mantenerse dentro de la legalidad, imponen a sus socios normas de cumplimiento tan estrictas como exhaustivas. Cuando hicimos la película nos documentamos sobre ello y, de hecho, bastantes de las 129 normas están sacadas textualmente de clubs reales.

En cuanto al número, creo que es algo que surgió al azar, pero sí es cierto que hay 129 normas escritas. En el rodaje teníamos una pizarra en la que las íbamos escribiendo. Por un lado surgían de normas reales de clubs de fumadores, por otro de normas que nosotros pensábamos que debería tener un club como este y además, en las improvisaciones iban surgiendo normas que los actores escribían en la pizarra.

Un rodaje de este tipo supongo que habrá sido un reto para los directores de arte y fotografía.

NUÑO: Sí, en el caso de la fotografía estaban con la máquina de humo a tope siempre para buscar ese ambiente. Lo más gracioso ha sido la cantidad tan enorme de tabaco (sí, solo tabaco 🙂 y de papel que se consumió, no dábamos abasto. También rellenar los botes con hierba de atrezzo fue una odisea.

Fueron 9 días de un rodaje intensivo y se formó un microclima interesante dentro del Club, con los focos, el humo… fuera, hacía mucho frío, dentro calor: era una locura. Estas condiciones en otra situación serían horribles, pero funcionó a la hora de generar química y darle verdad a los papeles.

smoking club jimmy castro actor rodrigo poison

Vosotros ya habéis visto un pase previo ¿Qué sensación os dejó?

SILVIA: A mí me sinceramente me gustó mucho la peli, me dejó una sensación bastante placentera. Cuando acabó dije “Qué viaje tan bonito”, porque hemos contado lo que queríamos contar. Las historias me engancharon tanto que ni siquiera estuve pendiente de cómo salía en pantalla. Fue una sensación total de alegría por el equipo técnico y artístico. Smoking Club lo que tiene es seña de identidad, tiene alma, tiene mucho amor y todos los ingredientes que debe tener una peli que yo iría a ver.

JIMMY: Yo me quedé muy contento. Me cuesta mucho decir que algo me ha gustado y esta es una peli que a mí, como espectador me hubiera gustado ver, llena de personajes a los que me hubiera gustado conocer. Me he quedado muy contento con poder formar parte de un proyecto así.

¿Qué distribución vais a hacer?

ALBERTO: Pues vamos a estrenar en Madrid, Barcelona y Sevilla. Todavía están por cerrarse las salas, y dependiendo lo que pase ahí, ya veremos de ir a más ciudades. Luego saldrá en Filmin, estamos también en conversaciones con Wuaki y se va a intentar hacer algo con Netflix.

Además por lo que contáis, incluso tiene madera de poder ser el germen de una teleserie

NUÑO: Sí, totalmente, con los personajes tan definidos que hay y las relaciones que se crean entre ellos, podría perfectamente desarrollarse una webserie. De hecho, cuando estábamos rodando, a menudo bromeábamos con hacer “spin-off” con algunos personajes, que podrían tener historias fuera del club, que merecía la pena contar.

smoking club pelicula silvia vacas actriz rodrigo poison club de cannabis

Un mensaje final para recomendar a la gente ir a ver la pelicula

ALBERTO: Que la gente vaya a ver la peli y que la juzgue. Si la gente sale y dice que no le gusta, pues eso es lo que hay, pero lo que me gustaría es que fuera el público fuera el que determinara el éxito de la película, no otros factores. Si la película te toca donde te tiene que tocar, te va a llegar y si no, al menos, te vas a entretener.

JIMMY: Yo creo que con Smoking Club pasa algo que afortunadamente a veces pasa en el cine, que es que encuentras una película a través de la que puedes conectar con muchos referentes artísticos y visuales y momentos personales. Somos una generación que estamos viviendo muchas cosas y que conectamos mucho con eso y esta película es un proyecto que para quienes compartimos de algún modo generación, nos puede unir mucho. Sinceramente creo que es una de las mejores comedias de los últimos tiempos, porque es posible que hayas visto cosas que te gusten más o menos, pero no te va a dejar indiferente, porque no habrás visto nada igual.

SILVIA: No tiene por qué gustarle a todo el mundo, pero sí que es cierto que hay lenguajes muy concretos, con unas herramientas muy concretas, que marcan una seña de identidad propia y muy particular, que no te dejará indiferente. Sobre todo, la gente que conecte con el protagonista, va a flipar. Yo creo que esta peli, aún apostando por este lenguaje tan concreto, puede ser muy comercial.

En fin amigas y amigos, que Smoking Club va a abrir sus puertas… y está buscando socios. Si aún no tenéis suficientes razones para serlo, aquí nos despedimos con el trailer. 🙂

 

Autor: Luis Ángel Ramos Cuesta

Luis Ángel Ramos Cuesta

Oteo el horizonte desde Unagi Magazine y os cuento lo que veo. ¡Ah! y además soy el irresponsable responsable de dirigir este proyecto.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nosotros y recibirás GRATIS en tu correo todas nuestras noticias, además de eventos, promociones, descuentos y sorteos exclusivos

¡Gracias por suscribirte! Necesitamos confirmar tu dirección de e-mail. Para terminar con la suscripción, deberás hacer clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviar a tu buzón de correo. ¡GRACIAS!

Pin It on Pinterest

Share This