spider-man

The Amazing Spider-Man 2: el fail de Electro

¿Era necesaria una segunda parte de The Amazing Spider-Man? Si se tiene en cuenta la entrega anterior, entonces la respuesta es muy sencilla: no. Pero claro está que siempre hay que juzgar una película en sí misma, con sus beneficios y fallos, por desgracia en esta ocasión parece que pesa más lo malo que lo bueno.

Se podrían decir muchas cosas, enumerar el porqué Electro no se sostiene, la falta de coherencia interna de Harry Osborn, lo soso del amor entre Peter y Gwen que no logra ser creíble en ningún momento de la trama, y un largo etcétera que culmina con el total desaprovechamiento de Paul Giammatti, un actor con una dotación interpretativa increíble y al que no se le saca partido alguno.

spider-man

Quizá el problema sea la pretensión que tiene la cinta de alcanzar, por un lado, los tintes oscuros que ha ido tomando la saga de los X-Men y, por otra parte, lograr el nivel que ya tienen las producciones de Marvel Studios. No consigue ni lo uno ni lo otro y porqué, la primera idea se responde por un hecho muy sencillo y es que el público base al que se dirige es el mismo que está viendo las aventuras de Spider-Man en el canal Disney XD, con lo que las dosis de negrura se dan con cuentagotas y de forma bastante irrisoria. Por lo que respecta a lo segundo faltan años de prueba y error para llegar a ese podio, además del hecho de que Marvel Studios representa su propia marca y por ello la cuida al milímetro.

O puede ser que el fallo más crucial es que al terminar lo único que se saque en claro, es que todo ha sido solamente la antesala de una tercera entrega y poco más. Algo que bien podía haberse hecho de forma menos evidente y más sutil, ya que duele el comprobar que al igual que en cualquier sitcom de medio trapo todo lo que pasa no importa para nada.

The Amazing Spider-Man 2: el poder de Electro es una película tópica, llena de clichés, totalmente previsible, con una construcción de personajes muy pobre, un ritmo aburrido y una metraje innecesariamente largo. Eso sí, visualmente espectacular, pero eso sirve de bien poco si no hay un guión entretenido (al menos) detrás.

Autor: Doc Pastor

Comunicación y Marca Personal. Amante de la cultura y autor de los libros "Los sesenta no pasan de moda", "#PeriodismoZen: 30 epígrafes para comunicadores inquietos" y "Doctor Who: el loco dela cabina". Mi perrito se llama Frost y tomó el camino menos transitado. Suelo estar en Barcelona o en Slumberland.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nosotros y recibirás en tu correo todas nuestras noticias, además de eventos, promociones, descuentos y sorteos exclusivos

¡Gracias por suscribirte! Necesitamos confirmar tu dirección de e-mail. Para terminar con la suscripción, deberás hacer clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviar a tu buzón de correo. ¡GRACIAS!

Pin It on Pinterest

Share This