dinamarca copenhague unagi magazine viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Cartel que te recibe en el aeropuerto de Copenhage

Vivir en Dinamarca

Hace algo más de un año, me llegó un email que decía que me habían otorgado la beca Erasmus, mi destino: Herning, Dinamarca. Me hizo muchísima ilusión (y eso que aún no sabía cuánto me iba a enamorar de ese país), así que, me puse manos a la obra a prepararlo todo.

Tras buscar información general y ponerme en contacto con algunos de los que iban a ser mis compañeros de Erasmus decidimos conocernos haciendo algo de turismo en común ya que nuestras fechas de llegada coincidían. Herning es una pequeña ciudad situada en la península de Jutlandia, allí se encontraba el campus de Aarhus University en el que yo iba a estudiar, pero no tiene aeropuerto, por lo que la mayoría llegaríamos al aeropuerto de Copenhague y, de ahí cogeríamos un tren hasta Herning.

Sin embargo, ya que llegábamos a la capital y aún no habían comenzado las clases, ¿por qué no hacer una visita de Copenhague primero?

24 horas en Copenhague

Llegué al aeropuerto de Copenhague por la tarde, y como ya había cambiado el dinero en España (la moneda oficial en Dinamarca es la corona danesa, DKK, ─1€ equivale aproximadamente a 7,5 DKK─) fui directa a coger un tren hacia la estación central de la capital. Una vez allí me encontré con mis compañeros, reservamos una habitación en un hostal que habían buscado por Internet, usando el WiFi de la estación.

Nunca tuve que comprarme una tarjeta danesa o contratar una tarifa plana de móvil, porque allí dispones de WiFi gratis en todas partes: cafeterías, restaurantes, estaciones, museos, la universidad, centros comerciales e incluso supermercados.

En la universidad, por supuesto, también era gratis y en la residencia donde vivía sólo tuve que comprar un router, porque la conexión era libre y gratuita.

Copenhague tiene una gran variedad tanto de hoteles como de hostales, y pese a que es una ciudad bastante cara, se puede encontrar alojamiento por un precio razonable.

Nosotros elegimos el Copenhaguen Downtown Hostel, un hostal en muy buenas condiciones, en el que compartíamos habitación y baño, pero que estaba muy limpio. Tenía un gran comedor con bar, televisión, sillones, etc., donde hacían actividades y podías conocer a muchos otros estudiantes o jóvenes viajeros que pasaban por allí.

Los hostales con estas características son habituales tanto en los países escandinavos como en otros como Holanda o Alemania.

Fuimos al hostal a dejar las cosas y decidimos salir a dar una vuelta para familiarizarnos con la zona. Llegamos a los Jardines de Tivoli, un famosísimo parque de atracciones en Dinamarca que, además de montañas rusas cuenta con exposiciones, conciertos, exhibiciones de luz y color, actuaciones, etc.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Parque de Tivoli

Lo malo de este parque es que es tan impresionante como caro; afortunadamente, como era tarde, conseguimos convencer a los guardas de que nos dejaran entrar gratis a echar un vistazo. Después de lo que vimos durante nuestro paseo, y eso que fue una visita muy rápida, creo que vale completamente la pena pagar la entrada y pasar allí todo el día.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Parque de Tivoli

A la mañana siguiente madrugamos para aprovechar al máximo el día. Así que desayunamos rápidamente y preguntamos en el hostal por los monumentos principales. Los trabajadores del hostal, al igual que los guardas de Tivoli y los daneses en general, son gente encantadora y muy abierta, al contrario de la imagen que se suele tener de la gente nórdica.

La ciudad está plagada de bicis, y tanto peatones como autobuses o coches las respetan y les dan preferencia. El transporte público es muy caro pero la gran mayoría utiliza la bicicleta y alquilar una para pasar el día es muy asequible.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Bicicletas en Copenhague

Las calles están muy limpias, los ciudadanos están muy concienciados con cuidar el medio en el que se desenvuelven al igual que todos los parques y zonas comunes que encuentras por la ciudad, que es ordenada y segura.

Aunque sólo estuvimos un día en la capital, pudimos ver muchas cosas:

Castillo-Palacio de Rosenborg

Construido en 1606 como una casa de campo de uso veraniego para el rey de Dinamarca Cristian IV y sus jardines.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Castillo-Palacio de Rosenborg

Centro de la ciudad

El centro de la ciudad, las tiendas y cafeterías, desde las más comerciales como Starbucks y Zara hasta las más vanguardistas e independientes y la Torre redonda o Rundertårn, construida como observatorio astronónico en el siglo XVII.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Rundertårn

La iglesia de Federico o Iglesia de Mármol

Al lado del Palacio de Amalienborg, residencia de la familia real danesa en Copenhague desde 1794. Está compuesto por 4 edificios.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
La iglesia de Federico

A mediodía hay un cambio de guardia,  distinto al de Londres. Merece la pena verlo si tienes tiempo.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Cambio de guardia en el Palacio de Amalienborg

La Sirenita

Después del cambio de guardia, decidimos dar un paseo por la Bahía del Puerto de Copenhague, donde aprovechamos para sentirnos más turistas que nunca y hacernos una foto la famosa Sirenita, el símbolo de la ciudad.

Si no tienes una foto con ella, ¡no has estado en Copenhague!

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
La Sirenita

Barrio de Christiania

Después de comer nuestro único plan antes de tomar el tren destino Herning, era curiosear por el alternativo barrio de Christiania, formado por una comunidad de vecinos que se autoproclama independiente del Estado Danés.

Dentro de Christiania puedes encontrar edificios okupas, todo tipo de arte callejero, jardines, cafeterías, puestos que venden ropa o bisutería alternativa, locales de comida rápida y algunas tiendas aunque la principal característica de este pintoresco lugar es que sólo tiene tres normas:

  1. No se pueden hacer fotos.
  2. No se puede correr, puede crear confusión.
  3. Está permitido comprar y vender hachís.

Es una zona visitada por todo tipo de turistas y ciudadanos, desde rastafaris o estudiantes hasta hombres con traje y maletín. Unos van a curiosear, otros a fumar y otros simplemente cruzan el barrio porque es la manera más rápida de llegar a su destino, pero, dado la mentalidad abierta y respetuosa de los daneses, la existencia de esta área no supone ningún problema.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Puerta principal de Christiania

Herning

Finalmente nuestras 24h en Copenhague llegaron a su fin y cogimos el tren a Herning, que, pese a ser un pueblo pequeño, en seguida se ganó nuestro cariño. La mayoría de ciudades danesas, son pequeñas y están rodeadas de naturaleza.

Así era Herning: nuestro campus y residencia estaban rodeados de zonas verdes, y museos de arte moderno (entre los cuales se encuentra el Herning Art Museum, una de las principales atracciones).

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Herning Art. Museum

Tardas poco en darte cuenta del respeto y la compenetración entre ciudadanos y naturaleza. Al igual que en Copenhague, Herning está repleto de bicis, y llueva, nieve o truene ese es el medio de transporte de sus ciudadanos.

Pese a ser un pueblo pequeño, tiene mucha vida ya que, como las universidades en Dinamarca, además de ser muy buenas, son gratuitas, jóvenes de todos los países se mudan allí para estudiar.

Además el ambiente es muy bueno ya que se hacen muchas fiestas y actividades. Pero eso no quiere decir que no se estudie, muy al contrario, toda la gente se toma los estudios muy en serio. Como las universidades son gratuitas, las notas que se exigen son muy altas por lo que todos se esfuerzan para poder estar a la altura.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Birk Centerpark, mi campus en Herning

A todos los estudiantes nos dieron una tarjeta con la cual podríamos entrar a la universidad las 24 horas del día, así que, las noches que no teníamos plan, íbamos a los sofás de la biblioteca (sí… había una parte con sofás) y veíamos una peli en el proyector.

Dentro de la universidad hasta se hacían fiestas y juegos, pero todo el mundo la respetaba y limpiaba lo que ensuciara. Además, los estudiantes podíamos usar el gimnasio del campus gratis, así como la lavandería, todo un lujo.

Junto al campus, se encuentra Elia, una escultura de 32 metros de alto y 60 de diámetro, diseñada por Ingvar Cronhammar, la cual, cada cierto tiempo “entra en erupción” y puedes ver fuego saliendo de ella.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Elia vista desde AU Herning

Otras recomendaciones

Pese a que Dinamarca no sea de los países con las temperaturas más cálidas del mundo, aprovechan cualquier rayo de sol para hacer festivales, fiestas y barbacoas al exterior, por lo que, si vais a pasar una temporada por Dinamarca, recomiendo completamente que, aparte de Copenhague, visitéis algunas de sus ciudades y disfrutéis de las muchas cosas que tienen que ofrecer como, por ejemplo:

Kapsejladen, festival de Aarhus University en Aarhus.

Una fiesta en el campus de Aarhus en la que hay música, puestos de bebida y comida, actividades en el lago, concursos, y carreras entre muchas otras cosas. Se llena de estudiantes y hay actividades todo el día. Totalmente recomendada.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Kapsejladen

Carnaval de Aalborg

Se celebra en Mayo, y es como un gran festival en la ciudad de Aalborg que se llena de gente con los disfraces más originales, procedente de toda Dinamarca. Hay concursos, bandas de música, se hace un recorrido con la cabalgata y, después, puedes dividirte según te apetezca, porque en cada calle, zona o parque hay alguna actividad, conoces a muchísima gente.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Carnaval de Aalborg

Lego Factory y Legoland

En Billund se encuentra la fábrica de Lego original. Está abierta al púbico y pueden hacerse visitas guiadas en las que te cuentan la historia de Lego y su evolución, te explican el proceso de montaje, te lo enseñan, y además te dejan hacerte tu propio muñeco de Lego, ¡toda una experiencia!

Además, para una completa vuelta a la infancia de lo más divertida, justo al lado hay un parque temático de Lego con atracciones, castillos hechos con Lego, igual que los monumentos más característicos de cada país, tiendas, espectáculos, una zona de Star Wars… no es un festival pero es de lo más divertido, tengas la edad que tengas.

dinamarca copenhage viaje carlsberg azu burdeos unagi magazine viajes turismo
Legoland

Como os hablo desde la experiencia, sólo puedo relataros lo que yo he vivido, sin embargo, me muero de ganas por volver a Dinamarca, visitar las ciudades que tengo pendientes, volver a disfrutar de muchas cosas y disfrutar de muchas más. Si estás pensando darte una vuelta por el norte, Dinamarca no te defraudará, seguro.

Autor: Azu Burdeos

Azu Burdeos
Wanderlust

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nosotros y recibirás GRATIS en tu correo todas nuestras noticias, además de eventos, promociones, descuentos y sorteos exclusivos

¡Gracias por suscribirte! Necesitamos confirmar tu dirección de e-mail. Para terminar con la suscripción, deberás hacer clic en el vínculo del mensaje que acabamos de enviar a tu buzón de correo. ¡GRACIAS!

Pin It on Pinterest

Share This