y por eso rompimos daniel handler maira kalman alfaguara

Y por eso rompimos

Y por eso rompimos. Editorial: Alfaguara Autor: Daniel Handler. Ilustrador: Maira Kalman. Páginas: 351. Encuadernación: tapa blanda. Edad: a partir de 15 años. Precio: 16,95 €

Hoy os vengo a hablar de Y por eso rompimos, una historia juvenil de amor y desamor (más bien de esto último) de Daniel Handler, magníficamente ilustrada por Maira Kalman.

¿Qué tiene de particular este libro? Por un lado su enfoque, pues cuenta la historia de amor a partir de la ruptura que le da final y va hacia atrás mostrando las causas de su inicio y su fin. Pero además es muy interesante la forma en que Alfagura, la publicó: antes del libro, la historia se publicó por entregas, en formato digital, durante 8 semanas consecutivas, convirtiéndose en, posiblemente, la primera historia digital de una ruptura por entregas.

¿De qué trata Y por eso rompimos?

Y por eso rompimos es una historia dulce y amarga, aunque podría ser la típica historia de amor. Chico popular y ligón que se fija en la chica rara y “bohemia” diferente a las demás que consigue enamorarlo sin proponérselo. Pero no todo es como parece a primera vista, ya que empieza desde el final, es decir desde la ruptura, y a toro pasado, Min,  la protagonista, cuenta, como si le estuviera escribiendo una carta a Ed (su exnovio), todas las razones por las que rompieron y todo lo que compartieron durante ese tiempo. Es una historia contada desde el dolor, el desamor, el despecho.

Min Green es la típica chica buena, que estudia, a la que no le gusta lo mismo que a los demás, diferente, que no para de hacer menciones a películas antiguas y está llena de inseguridades.

Ed Slaterton por su parte es el capitán del equipo de baloncesto, el chico guapo y popular que se lo tiene muy creído y que piensa que todo se lo tienen que regalar por su cara bonita.

La narración está hecha en primera persona desde la perspectiva de Min, la forma de contar la historia es muy original. Cada capítulo se inicia o acaba con una ilustración que nos enseña un objeto que Min le devuelve a Ed cuando rompen y leemos la historia en concreto sobre ellos.

y por eso rompimos daniel handler maira kalman alfaguara

La forma de escribir del autor es poética, mágica y fluye como si de verdad fuera la carta de una chica rota de dolor que necesita con todas sus fuerzas expresarlo. Ahora bien, a veces esa manera de escribir hace que todo quede difuso y poco claro y en algunos momentos te puedes perder pero si sigues leyendo te acabas enterando.

Las ilustraciones de Maira Kalman son muy bonitas, con un estilo muy personal, y hacen que esta novela juvenil no sea una del montón. Aquí os dejo un link por si queréis echar un vistazo al trabajo de esta ilustradora, porque os aseguro que no tiene desperdicio.

Me ha gustado el libro por su originalidad y porque nunca había visto una novela juvenil con ilustraciones a lo largo de su historia.

Me ha parecido un relato muy bonito y a la vez lleno de dolor, que el autor ha sabido expresar con mucho sentimiento. Creo también que es un verdadero acierto que se escriba desde el punto de vista de la protagonista porque en todas las historias de este tipo, siempre te cuenta que vivieron felices y comieron perdices… ¡y no! En el mundo real también hay rupturas y desengaños.

Aunque como he dicho antes a veces Daniel Handler (el autor) deja cosas en el aire y no define algunos aspectos (es lo único que veo un pelín negativo), esto no tiene mayor importancia y la novela, en general, me ha encantado (pero, ya sabéis, mi deber es informaros tanto de las cosas buenas como de las malas 🙂

Y para despedirme, aquí va mi booktube en el que os lo cuento todo con más detalle.

¿Quieres empezar a leer GRATIS este libro?

 

 

Autor: Alejandra Rodríguez Bueno

Alejandra Rodríguez Bueno
Soy Alejandra Rodríguez y me encanta dibujar, el café y los gatos. Tengo la suerte de poder hacer libros, editarlos e ilustrarlos desde pequeña. Leo (devoro) todo lo que cae en mis manos, pero con lo que más disfruto es con los libros infantiles y los kamishibais.

Pin It on Pinterest

Share This