alba messa salud cuido
by Alba Messa

#yomecuido

Green juices, running, detox, aguas vitaminadas, electroestimulación, rawfood, ortorexia… son términos y palabras que abarrotan las redes sociales, blogs y medios de comunicación desde hace meses y cuya expansión parece no tener freno. ¿Qué es lo que pasa? Es simple: cuidarse se ha puesto de moda.

Esto en un principio parece una muy buena noticia, sobre todo para quienes solíamos cuidarnos antes de que se convirtiese en algo cool. Recordemos que no hace tanto tiempo, las personas que practicábamos deporte a diario estábamos obsesionadas con nuestro cuerpo, quien no se comía una hamburguesa estaba a dieta y quien era vegetariano pretendía adelgazar. Por no hablar de quien tomaba la decisión de no fumar o no beber alcohol… ¡o ponerse protección solar y no darse rayos UVA! Así que sí, personalmente ha sido un alivio que ahora ser una persona sana mole; mucha gente ha dejado de hacer preguntas estúpidas.

También las grandes superficies de hipermercados cuentan ya en sus estanterías con tofu, seitán, algas, leches vegetales y productos de origen ecológico que ellos mismos generan y firman con su marca blanca. La oferta de estas opciones creo que no sólo hay que agradecérsela a esta tendencia de estilo de vida, sino a que quizá estamos siendo menos ignorantes…y arrogantes.

alimentos saludables yomecuido
by Alba Messa

En el país de la dieta mediterránea es francamente difícil decir que no al pescaíto frito, a las croquetas de jamón, y a la(s) cañita(s). Y lo cierto es que no hay que decir que no, ni mucho menos. Simplemente está muy bien tener más opciones, y beneficiarnos de la estupenda materia prima que aporta nuestra tierra, cada quien sabiendo qué sienta mejor a su organismo. Y… hablando de organismos, cada uno es un mundo, cada uno tiene sus particularidades que, para estar en perfectas condiciones, hay que conocer. ¡He aquí el primer peligro! Ojo con los dogmas de “qué es lo que hay que hacer para estar sano”. Algunos consejos pueden generalizarse a todas las personas, como el hecho de que beber agua es importante, pero otros no, como la chorrada de que comer sin gluten es más sano (¡ojo!) y de que la leche de soja sienta bien a todo el mundo (¡¡¡ojo!!!). No nos tengamos tan poco amor propio para considerar que somos robots fabricados con el mismo molde, porque no es así.

Esta moda de cuidarse —favorecida por la globalización de la información y de ciertos productos y alimentos antes más difíciles de encontrar— genera dinero: tiendas eco, aumento de la venta de zapatillas de correr, decenas de locales nuevos en los que hacen zumos, batidos de frutas y cereales (¡ojo!) y yogures (¡¡¡ojo!!!)… ¿Qué pasa con todo aquello que genera dinero? ¡PUUUUM! Despierta a la bestia, y ante la bestia hay que protegerse. Desde mi humilde opinión, la mejor manera de hacerlo es tomar consciencia de la realidad, de nuestro cuerpo y de la alimentación.

No te sientas tan sano cuando te haces un batido de fresas compradas en cualquier supermercado, siendo esta fruta la que mayor cantidad de pesticidas trae consigo, echándole leche desnatada que… bueno, lo de la leche daría para otro artículo, y azúcar blanco (otro artículo más). Tampoco creas que te estás cuidando mientras bebes un litro de agua vitaminada cargadita de edulcolorantes. Ni pienses que tu cuerpo va a cambiar por subirte a una plataforma vibratoria o ponerte un traje de electroestimuladores —mientras te hinchas a ibuprofenos cada vez que sientes el más mínimo dolor—.

cuido alba messa
by Alba Messa

Las riendas de nuestra propia salud, tanto física como mental —añado— hay que cogerlas con toda la responsabilidad y capacidad de la que dispongamos, e informarse —también pensar un poco viene bien—. Lo bueno de todo esto es que cada vez hay más que leer, más que ver, más que compartir y más que comparar

Los locales decorados con colores verdes, blancos, rojos… pueden ofrecer un impacto visual que asociamos con lo sano, pero de esto pueden hablar mejor que yo los profesionales del marketing. En uno de estos sitios —franquicia prácticamente condecorada como lugar “salubre”— hace poco di un buen susto a la inocente dependienta.

—¿Qué leche llevan los batidos? —Pregunté.
—Desnatada.
—¿Seguro? —Insistí.
—Sí.
—Es que soy alérgica a la nata y me puedo morir. —Recalqué morir, abriendo los ojos exageradamente y haciendo alarde de una pésima actuación.
—¡¿Qué?! ¡Ah… pues no! ¡A ver, no sé! ¡La leche seguro que es desnatada pero también le echamos un yogur que no sabemos qué lleva!

Me compré el batido y tuve a la chica en un sinvivir. No me quitó ojo durante todo el tiempo que pasé en el establecimiento. Y no me morí, aquí sigo.

cuido karlie kloss salud
Karlie Kloss by Alasdair McLellan | Vogue UK May 2010.

Cuidarse y proteger nuestra salud tiene más que ver con un estilo de vida que con un selfie en Instagram, y quizá deberíamos no engañarnos y escucharnos a nosotros mismos de verdad, sin tanta hipocresía. Lo importante es cuidarse y no que los demás sepan que lo hacemos. Lo que nuestro organismo puede decirnos siempre será más creíble y fiable que los consejos que cualquier bloguero/a —me incluyo— pueda dar.

Hace un tiempo una persona muy sabia me dijo que las enfermedades aparecen para curar el alma. Que nadie lo sienta como ofensa, pero estoy de acuerdo.

Autor: Alba Messa

Actriz, guionista, directora cinematográfica y teatral, cantante, periodista...y también bloguera. ¡Nos vemos por aquí todos los meses!

2 comentarios

  1. Dani

    Un poco de realidad para explicar la realidad 🙂

  1. Pingback: Bitacoras.com