Y por si hacías pocas cosas como actriz, también escribes y diriges. ¿Cómo surgieron todas esas facetas?

Uno de los motivos por los que entré en Periodismo es porque a mí me gustaba mucho escribir. Yo ya escribía relatos y lo que hice fue trasladarlo al mundo de la actuación. Lo primero que escribí a nivel artístico fue El desayuno, un corto bastante extraño que poca gente entendió, pero que ganó un premio del público en una de las secciones de La Seminci. Ahí empezó la cosa.

Luego escribí yo sola, Alternativas, una serie de televisión de la que ya hemos rodado el primer capítulo y parte de otros dos y que estamos intentando mover, pero entre mi falta de tiempo y que actualmente es muy complicado que te compren una serie, todavía estamos en ello.  Es una serie estupenda, que va sobre un grupo de chicas que tratan de salir adelante en sus vidas siendo fieles a su particular forma de ver la vida  Quizás a modo promocional colguemos en Internet el primer capítulo de 50 minutos, que ya está rodado, Incluso es posible que, con la ayuda de un guionista, refundamos los guiones de toda la temporada que está escrita en un largometraje.

Y en cuanto a la dirección el primer corto que escribí (El desayuno), también lo dirigí. Ahí fue donde me picó el gusanillo y luego, en el teatro con Ficcionad@s y en el rodaje de Alternativas, es donde más desarrollé mi faceta de dirección, sobre todo de actores. Aún me queda mucho por aprender, sobre todo en la parte técnica, que es la más complicada para mí. Creo que la dirección de actores se me da bastante bien, de hecho ahora me han propuesto dirigir una parte de una película cooperativa que va a hacer Darío Autrán, en la que yo trabajo también como actriz. Lo cierto es que creo que la dirección me ha aportado mucho a la actuación, yo me considero mejor actriz desde que dirijo.

alba messa alternativas

Alba Messa en el rodaje de Alternativas

Has hablado de lanzar un nuevo proyecto como Alternativas; seguro que estás familiarizada con la palabra inglesa de moda en el mundo de la cultura: crowdfunding.

Sí, y con otra expresión: low cost (risas). Yo he podido hacer cosas maravillosas gracias al crowdfunding; por ejemplo, Summertime lo hicimos así. Y respecto al low cost, a las películas con bajos costes de producción, he hecho cosas como Tilda y Jean que es una maravilla. Hasta hace nada la gente pensaba que las películas lowcost eran producciones que quedaban para que la gente las viera en Internet o en algún festival underground, pero, de repente, tenemos en los Goya pelis que se han hecho con crowdfunding y eso es maravilloso.

El problema es que cuando se habla de lowcost, eso supone que el equipo no cobra y tú piensas, “yo supuestamente vivo de esto”. A mí me puede motivar y apetecer mucho un proyecto de estos, pero no podemos olvidar que esto es una profesión y es triste la situación en la que nos encontramos.

Pero, ¿no crees que esta inseguridad entre los actores está produciendo un incremento de la creatividad a la hora de hacer cosas, que hace unos años no había?

En ese sentido es una pasada lo que está sucediendo. Esta situación es muy mala en general, porque todos trabajamos más que nunca y cobramos menos que siempre, pero es una época de selección entre los que estamos trabajando. Por un lado, porque meterte ahora en el cine no es muy inteligente, dados los pocos incentivos que tenemos y, por otro, porque la gente que está muy bien preparada, los artistas, la gente más multidisciplinar tiene más oportunidades. Eso se está viendo, antes yo era un poco la “rara” por hacer varias cosas en distintos campos, y, cada día más, me encuentro con gente que actúa, pero también dirige, escribe un texto o te compone una canción.

¿Qué tal llevas tu faceta musical, con tanto trabajo en el mundo de la actuación?

Pues como puedo, porque no tengo mucho tiempo. Ahora mismo, estamos terminando de formar la banda, preparando nuevos temas y arreglos y con la intención de hacer un concierto con banda, algo que sea diferente a los acústicos que hemos hecho hasta ahora. Más adelante, sí que tenemos pensado grabar algo, pero de momento lo que me más me interesan son los conciertos. También acabamos de hacer un tema para la banda sonora de la película La mujer que hablaba con los muertos. Y, por supuesto, sigo cantando a diario.

Vamos ahora con un acertijo: una onza de ron, una onza de brandy, una onza de Cointreau y media onza de zumo de limón…¿A qué te suena esto?

 Es la receta del BetweenTheSheets, un cóctel creado en los años 30 por Harry MacElhone uno de los barman más famosos de la historia. Un cóctel delicioso que le da nombre al blog que hacemos Ana Rujas y yo en Fotogramas (por eso en la imagen de cabecera del blog aparecemos Ana y yo dentro de unas copas de cóctel).

BetweenTheSheets es un blog entretenido, divertido y un pelín gamberro, que nos cuenta la vida de dos actrices, desde un punto de vista sincero y diferente al habitual en este tipo de publicaciones ¿Cómo surgió esta loca aventura?

Pues un poco por circunstancias de la vida.  Ana y yo hicimos juntas Summertime hace un par de años y, desde ese momento, nos han salido un montón de trabajos juntas. Es muy curioso, porque no los hemos buscado, han surgido. De hecho, hay una anécdota muy divertida y es que hay un corto que haremos dentro de poco en el que el director no sabía que nos conocíamos y nos eligió por separado para hacer…de hermanas (risas) y fíjate que físicamente no nos parecemos. Lo que yo creo que pasa, es que nos complementamos muy bien y esa es la sensación que transmitimos.

alba messa between the sheets

Fotografía: Geraldine Laloutre. Peluquería y maquillaje: Leticia del Pino Esquinas.

BetweenTheSheets surgió porque la revista Fotogramas nos ofreció hacer un blog y hablar de cine, teatro, arte, moda, música… Nosotras propusimos una idea de cómo queríamos hacerlo y, pese a ello, en la web no se imaginaban que íbamos a hacer algo así.  Ellos creían que íbamos a hacer el típico blog de moda en el que cada día íbamos a subir nuestro outfit, que íbamos a hablar de nuestros rodajes o de los estrenos a los que íbamos en plan celebrities y yo tenía muy claro desde el principio que no quería hacer eso.

Vale que un día podíamos subir fotos diciendo que habíamos ido a un festival o a un estreno, llevando ropa de quien sea, pero queríamos incluir otras cosas y contarlas de otro modo. En el blog lo que intentamos es ser cercanas, porque somos personas normales, que no estamos subidas en un aura de colores. Para mí era muy importante bajar a la tierra la figura de las actrices, que sí, podemos estar divinas en un photocall, con un vestido del mejor diseñador, peinadísimas y maquilladísimas, pero también agotadas porque ese día nos hemos levantado a las 6 y no hemos parado de trabajar.

Anterior