A menudo, los medios utilizamos con ligereza el adjetivo “polifacético” para referirnos a algún artista. Pero si nos atenemos a la definición que del mismo da la RAE: “persona de variada condición o de múltiples aptitudes”, en el caso de Alex O’Dogherty, ese adjetivo no puede ser utilizado con más propiedad.

Porque durante su carrera, este gaditano (sí, pese a su apellido irlandés, Alex nació en San Fernando), ha alternado con éxito sus trabajos como músico; cómico (inolvidables sus actuaciones en Paramount Comedy); actor de cine, teatro y televisión (un servidor es muy fan de su Arturo Cañas en Cámera Café); showman (aún está reciente su aclamador éxito en el espectáculo The Hole); presentador…

Hoy vamos a centrarnos en una de estas facetas, la de músico, porque tras componer la música para diversos espectáculos teatrales y la BSO de la película Las huellas que devuelve el mar, y tras diez años con su grupo de siempre (La Banda de la María), en 2012 Alex se unió al proyecto La Bizarrería para dar forma a un espectáculo musical único e inclasificable: un show, lleno de calidad, fresco y muy divertido, que es un compendio de las múltiples virtudes y facetas de O’Dogherty.

Tras un año de gira, en que compaginó su carrera musical son sus múltiples actividades, de ese espectáculo surgió un disco espléndido: Mi imaginación y yo. No se podía haber elegido un mejor título para este trabajo, pues en eso consiste exactamente: en un viaje a su imaginación en el que magníficas canciones, de múltiples estilos (el pop se alterna con el rock, el flamenco e, incluso, el rap), se mezclan con poemas, monólogos, divertidísimos diálogos…

alex o'dogherty bizarrería música imaginación yo piano concierto hole

Más que un disco, Mi imaginación y yo se convierte en una experiencia que merece mucho la pena disfrutar; más aún porque por solo 10 € incluye un DVD con uno de los directos de show y un libreto de 32 páginas con fotos, partituras y letras de las canciones.

Y para hablar de esa imaginación, nada mejor que hacerlo con su propietario, así que, con todos ustedes, Don Alex O’Dogherty.

Actor, monologuista, músico, presentador, showman… muchas cosas distintas. Hay algo de renacentista en tu historia. ¿Ha acabado pasando o ha sido algo buscado activamente?

Bueno, ha acabado pasando. Esto sólo responde a la inquietud que siempre he tenido por aprender muchas cosas. De pequeño empecé con la música, el piano, luego vino el teatro, la tele, el cine… La vida me ha puesto delante muchas oportunidades y yo sólo he procurado aprovecharlas y hacerlo lo mejor posible

¿Te sientes más cómodo como showman, como actor o como músico?

Me siento cómodo trabajando, sea lo que sea que esté haciendo, aunque debo reconocer que soy un artista de público.

La música para ti, ¿es una necesidad vital, una diversión o simplemente una forma de expresión adicional?

Si puedo elegir las tres, las elijo. La necesito, me divierte y además me permite expresar cosas que simplemente hablando no puedo. La música es imprescindible.

alex o'dogherty mi imaginacion concierto la bizarrería

©Noemí Nuñez

Dado que es lo más reciente y lo más bizarro, ¿te ha influido el paso por The Hole a la hora de enfrentarte a la música o ha sido al revés?

Yo ya llevaba muchos años dedicándome a la música antes de entrar en The Hole. Han sido 15 años tocando por las calles de España y media Europa con mi anterior banda, La Banda de La María. The Hole me ha influído en otras cosas…

¿Cómo surgieron este disco y este espectáculo?

Yo llevaba años escribiendo canciones y queriendo hacer algo con ellas. Desde 2005, en los tiempos de Noche Sin Tregua en Paramount Comedy, pero las circunstancias no me permitían dedicarme a ello (Camera Café, Doctor Mateo…) Cuando conocí a Miguel Marcos (guitarrista de La Bizarrería) y le conté mi proyecto, me animó, me ayudó y llamó al resto de la banda. Ahí empezó todo.

Hay mucha teatralidad en La Bizarrería, parece algo salido de otra época. ¿Tenías pensado esto desde un principio o se fue construyendo en el proceso de creación?

Hombre, tenía claro que un concierto al uso no podía hacer. Empezamos un poco sin saber muy bien qué tipo de espectáculo queríamos. Nos fuimos dejando llevar, escuchando la respuesta del público y concierto tras concierto se ha ido convirtiendo en esto que tenemos ahora que, sin pensar que lo hemos inventado nosotros, si creo que hemos conseguido algo genuino y con identidad. Queremos que las canciones y la música sean las protagonistas, pero sin descuidar el humor, la teatralidad y la interacción con el público.

alex o'dogherty la bizarrería mi imaginacion y yo

Háblanos un poco del disco Mi imaginación y yo.

El disco llegó un año después de haber empezado el show, y eso hizo que las canciones ya llegaran un poco rodadas. Quise hacer un disco diferente, que se pudiera escuchar del tirón, sin cortes, con sorpresas, que fuera agradable, diferente y divertido, y creo que lo conseguimos. También quise rodearme de la gente a la que admiraba y quería, y acabó viniendo lo mejorcito de cada casa. Desde Kiko Veneno, Tote King, Mastretta a la Banda de la María, mis amigos, los hijos de mis amigos, mis sobrinos y hasta mis padres. Es un disco muy especial. Se puede comprar en mi web y te lo mando firmado y dedicado.

Hay gente que se devana los sesos para poner un nombre “especial” a su disco. En cambio tú has optado por la simplicidad. ¿Por qué?

No es intencionado, es una frase de una de las canciones Yo y Mi Imaginación. Como era un show muy variopinto, sin línea argumental definida, pensé que lo que unía a todas las canciones era precisamente eso, mi imaginación… y yo. Así que…

Siendo uno de los rostros más conocidos del mundo del espectáculo en los últimos años, ¿crees que ahora, al afrontar este nuevo proyecto tienes más ojos sobre ti?

Es inevitable. Es algo con lo que tengo que contar. Antes como era más desconocido y underground le caía bien a todo el mundo. Una vez que pasas esa delgada línea del reconocimiento, empieza a haber de todo: gente que te adora y automáticamente, gente que te odia. Hay que vivir con eso. Lo importante es estar contento con lo que uno hace y quedarte con lo bueno que recibes, que en mi caso es muchísimo. Lo malo también me ayuda a crecer.

alex o'dogherty concierto circo price rock pop bizarrería

©Noemí Núñez

¿Cómo están yendo los conciertos? ¿Qué respuesta recibes del público?

Desde el principio la acogida fue buena, pero la verdad es que cada vez está siendo mejor. Nosotros también estamos más a gusto, más compenetrados, tocamos mejor, el show es más dinámico, más divertido, la gente se lo pasa mejor y lo notamos mucho. Es un gustazo. Hasta sacamos a todo el público a la calle.

Es difícil imaginarse a La Bizarrería fuera de un teatro. ¿Crees que eso es bueno o malo?

Es cierto que hemos tocado en muchos teatros, pero también hemos tocado en salas y la respuesta ha sido igual de buena. No queremos que nada nos limite. Estamos preparándonos para tocar en cualquier sitio.

De hecho en las fiestas de San Isidro estuvimos tocando en la Plaza Mayor de Madrid junto a la Orquesta Mondragón y Los Toreros Muertos y fue uno de los días más alucinantes en la carrera del grupo. Nos adaptamos a lo que sea.

Más allá de un conjunto de músicos, o de un espectáculo, La Bizarrería es un proyecto muy interesante y una forma particular de hacer las cosas en el mundo del espectáculo… ¿Puedes hablarnos sobre ello?

Bueno, de esa parte debería ser Miguel el que contestara porque es el que la lleva. La Bizarrería también está funcionando como pequeña productora-discográfica para ayudar a grupos pequeños (y no tan pequeños) que quieren grabar sus temas y no encuentran manera de hacerlo. Apoyamos la música desde muchos flancos.

Y con el vídeo de la actuación de La Bizarrería en la Plaza Mayor de Madrid, el 17 de Mayo de 2015 ante más de 15.000 personas, cerrando las Fiestas de San Isidro, nos despedimos, y como dice el propio Alex:

“Esperamos que os guste. Y que os beséis más…”