Cuando en el verano pasado Domingo Dark Vinyl (dj de los de antes y friki nivel avanzado) me comentó sus intenciones de honrar al cine de consumo con un podcast que alcanzara un nivel de calidad profesional sin perder el tono informal, ácido y políticamente incorrecto que tanto nos gusta, pensé: “este tío está mal de la cabeza”. Sin embargo, consiguió traspasarme su determinación. Estaba claro que no aceptaría un NO por respuesta. Afortunadamente, consiguió reunir a un grupo heterogéneo de personas salidas de las entrañas cinéfilas de Albacete, que dio sus frutos desde el primer momento.

El primer nombre me era familiar: Roberto García, el responsable de uno de los mejores blogs de cine de España, El séptimo cielo. Con Roberto había colaborado en multitud de ocasiones (retransmisiones de la ceremonia de los Oscar incluidas), así que sabía que aquello apuntaba maneras. Luego llegaron David Webb e Isaac Gómez, dos hermanos enfermos del cine, auténticos fagocitadores de videoclub. Estaba claro que aquello iba a funcionar… Por último, fue otro viejo conocido, Juan Sanchez (con el que coincidí tantas noches en la emisora NovaOnda Radio Albacete) el que se sumó al proyecto y completó el equipo. Sí, ya éramos Carne de Videoclub, y habíamos llegado para quedarnos.

Han pasado ya muchos meses desde que se grabara aquel primer Carne de Videoclub (grabación a la que, curiosamente, no pude asistir), y nos han dejado 17 episodios a estas alturas.

Aquí tenéis el primero, el germen, donde empezó todo: