Allá por el 2007 vió la luz una serie española muy particular y tremendamente divertida llamada Chica busca Chica. Y digo muy particular, porque fue una serie pionera en muchos sentidos: estaba orientada al público LGBT, fué rodada con pocos medios y, además, era un producto audiovisual destinado a difundirse únicamente por Internet, utilizando canales como Youtube o Terra TV.  Pese a todos esos condicionantes, que limitaban su público objetivo, la frescura de sus guiones, la acertada dirección y las divertidísimas interpretaciones de sus actrices, la convirtieron en todo un éxito que, a día de hoy,  sigue acumulando nuevos visitantes en su página en Youtube (algunos de los capítulos superan ya los 2 millones de visitas).

Para los que aún no la hayáis visto, la serie era una comedia de enredo que narraba las aventuras y desventuras cotidianas de un grupo de chicas lesbianas. 16 capítulos de 10 minutos cada uno, nos iban llevando por la vida y relaciones de Nines (Celia Freijeiro), una atractiva, desordenada y promiscua ilustradora/camarera, Mónica “la Psycho” (Cristina Pons) enamorada de Nines hasta las cachas (las reales y las figuradas), Carmen (Sandra Collantes), la hetero del grupo y la presuntamente más autosuficiente,  pero dependiente de su novio y siempre a paso y medio de liarse con Nines y Ana (Almudena Gallego), la ingenua, divertida y encantadora Ana, que aportaba el punto de vista naïf a todas las situaciones.

de chica en chica 02

Foto: ©Luis Malibrán

Ahora, tras 7 años, el equipo creativo de la serie ha decidido dar una alegría a los miles de seguidores que consiguieron por todo el mundo con la misma y lanzar un nuevo proyecto, que se llamará De chica en chica y ya no será una serie, sino una película, que traerá nuevas historias, contenidos y personajes. Pero rodar una película es duro y complicado, y más en los tiempos que corren actualmente; por eso, para poder obtener el dinero necesario para rodarla, acuden a la legión de fans que consiguieron por todo el mundo, para pedir su colaboración.

En efecto, De Chica en Chica busca el apoyo del público, a través del mecanismo del crowdfunding, y no de cualquier forma, sino a nivel internacional, para lo que cuentan con el apoyo de los dos portales de referencia en Estados Unidos sobre series y películas de contenido lésbico: OneMoreLesbian y AfterEllen.

Como en Unagi somos unos amantes de las causas nobles, y ahora en este país hacer cine es una de las causas más nobles y valientes que se pueden hacer en la cultura, no podíamos resistirnos a poner nuestro granito de arena y apoyar este proyecto, dándolo a conocer, intentando que tenga toda la repercusión que se merece y colaborando, en la medida de nuestras fuerzas a que esa película exista. Y ya puesto, voy a hacerlo siguiendo los cánones periodísticos.

Qué

La película, que tendrá por título De Chica en Chica y se rodará a medias entre Madrid y Miami, comienza pasados unos años desde el final de la serie. Nines vive en Miami junto a su novia Becky, disfrutando del éxito profesional como ilustradora. Pero…es Nines, así que la acaba liando, pero bien liada, y tiene que poner pies en polvorosa y volver a España precipitadamente. A su vuelta se encuentra, por supuesto, con Carmen (de la que sigue enamorada), que finalmente ha dejado a Jorge, con Mónica, a la que abandonó, embarazada, el día que iban a casarse y que ahora es madre (por favor, imaginémonos por un momento a Mónica de madre de una niña de 9 años) y también con todo un universo de divertidos y surrealistas personajes.

Quién

El proyecto corre a cargo de parte del equipo artístico de Chica busca Chica, esto es, Sonia Sebastián en la dirección y el mismo trío protagonista  (Celia Freijeiro, Sandra Collantes y Cristina Pons). Ahora bien, estas chicas han querido hacer las cosas a lo grande y demostrar que eso de los “galácticos” y el Dream Team no se da solo en los deportes, y para demostrarlo han incorporado al proyecto a un elenco de grandes actores y actrices, muy conocidos a nivel nacional e internacional, como María Ballesteros, María Botto, Alexandra Jimenez, Diego Martín, Miguel Ángel Muñoz, Gorka Otxoa, Eulalia Ramón, Estefanía de los Santos y Adriana Torrebejano.

Y por si esto fuera poco, cuentan, además, con la participación de uno de los mitos eróticos de toda una generación: Jane Badler, la famosa Diana de la serie V (ese pedazo de lagarta con aspecto de mujer…—¡quien fuera ratón! pensará más de un@—).

de chica en chica

Foto: ©María Macías

Cómo

La forma elegida para financiar la película ha sido el crowdfunding. Muchos os preguntaréis ¿y eso qué es? Tranquilos que no es nada ilegal, inmoral ni, por supuesto, engorda.

El crowdfunding o micromecenazgo es un nuevo sistema de financiación colectiva que se realiza a través de una página de Internet. En dicha página se describe el proyecto y se proponen recompensas, esto es, ítems que los lectores pueden precomprar. Dicho de otro modo, cada uno de los aportantes se convierte en mecenas de la película, aportando financiación para su producción y recibiendo a cambio unas recompensas que, lógicamente, no recibirá quien la vea en el cine, en DVD o en streaming, una vez que esté rodada.

En este caso concreto, hay 8 posibles recompensas, que van desde la básica (agradecimiento personal, por mail de la directora y 3 descargas de vídeos del rodaje, tipo “detras de las cámaras”, todo ello, por solo 10 dólares estadounidenses —el $ de toda la vida—), hasta la posibilidad de que uno de los personajes lleve el nombre del mecenas o, incluso, de aparecer en la propia película; pasando por las opciones de recibir el guión en PDF el día antes del estreno (y saber, antes que nadie, cómo termina la peli), participar en un sorteo de entradas para el estreno, conocer a las protagonistas, poder charlar con ellas por Skype…

El objetivo total del crowdfunding,  es la obtención de 60.000 dólares

Cuándo

El plazo para realizar la aportación al proyecto comenzó el pasado 3 de febrero  y terminará el 4 de abril de 2014. La cuenta atrás ya está en marcha y se ha iniciado a muy buen ritmo, pero tranquilos, que aún hay un hueco para todos los que queráis hacer vuestra aportación, incluso en el caso de que, antes de llegar al final del plazo se alcance, la cantidad-objetivo. Si eso ocurriera, se seguirían admitiendo aportaciones y el exceso se destinaría a mejorar la producción y distribución de la cinta.

Por qué

Eso, ¿por qué la gente de Chica busca Chica ha acudido a esta fórmula de financiación? Pues por varias razones. Cuenta, y mucho, el hecho de que la cosa está “mu malita” y de que hacer cine hoy en España es, como dijo el otro día en los Goya el Presidente de la Academia, un acto heróico. Es muy complicado sacar adelante proyectos y conseguir financiación, sobre todo, para proyectos personales y valientes como este. Por ello, el sistema de financiación colectiva se presenta como una vía idónea para que, con muchas pequeñas aportaciones y ajustando el presupuesto lo más posible, pueda financiarse de forma independiente un proyecto cultural, en este caso, cinematográfico. Además, esta independencia permite al equipo, una total libertad creativa: ellos son los co-propietarios de su sueño (junto con los mecenas) y los responsables de hacerlo realidad.

Pero además, esta forma de financiación tiene un valor añadido para los mecenas, y es que entras a formar parte de una comunidad, sientes la película como algo tuyo, porque al fin y al cabo, en mayor o menor medida has sido vital para que exista. No eres un mero espectador, te involucras en el proyecto, recibes puntual  información en tu correo sobre el rodaje, estás al tanto de todas las novedades…

Dónde

Y finalmente, la pregunta del millón: ¿Dónde puede realizarse la aportación al crowdfunding? Pues muy, pero que muy sencillo. Podéis participar haciendo clic en la imagen que véis a continuación, que os llevará a la página de Girl Gets Girl de Indiegogo, donde os encontraréis más vídeos promocionales, todos los detalles del crowdunding y donde, además, podréis realizar vuestra contribución.

Además, el equipo de producción, ha creado esta página web, donde, entre otras cosas, podéis encontrar toda la información del proyecto, en español e inglés, fotos del elenco, los capítulos de la serie y enlace a las comunidades virtuales que se han creado para este proyecto en Facebook, Twitter, Pinterest, Flickr y Youtube.

Y si no podéis realizar ninguna aportación monetaria, que sabemos que el horno no está para muchos bollos, sería muy de agradecer vuestro apoyo moral al proyecto compartiendo este artículo entre vuestros amigos y seguidores, en facebook, twitter o como sea, para darles a ellos también la posibilidad de colaborar. Cuanto más se extienda esto, más posibilidades hay de que la peli salga adelante en las mejores condiciones.

Y nada más, solo desear a este valiente equipo todo el ánimo del mundo;  en primer lugar, por atreverse a crear en tiempos de destrucción y, además, por hacerlo con una película tan personal y tan divertida.

Como dirían en México, ¡que os vaya bonito!