Sí, has leído bien y no, no me he confundido al redactar el título, pues en este post vengo a hablaros del diseño de sonrisas y la revolución que esta técnica, protocolo, programa informático, o como queramos llamarlo, ha supuesto y que ha venido a revolucionar el sector de los tratamientos odontológicos.

La sonrisa es un arma muy poderosa, muestra de ti lo que ni siquiera reflejan tus palabras: lo que dice tu yo interior. La sonrisa es en lo primero que se fijan muchas personas, está en la cúspide del top ten de una buena primera impresión.

Además, ahora vivimos en el mundo de la imagen, de Instagram, del selfie y todo el mundo quiere aparecer sonriendo en las fotos que cuelga en sus redes sociales, para mostrar al mundo lo guapos que son y lo aparentemente feliz y maravillosa que es su vida.

Esto hace que, como os contábamos hace poco al hablar de la cirugía plástica, todos los tratamientos estéticos estén en auge y la gente, sin distinciones de sexo, raza o edad, quiere cuidar cada vez más cada rinconcito de su cuerpo.

Decíamos que una sonrisa bonita era una excelente carta de presentación, pero claro, una sonrisa bonita no solo depende de una buena intención, sino también de que la estética dental sea la adecuada.

Por eso, están en auge los tratamientos odontológicos destinados a mejorar la estética dental, lo que se reflejará en sonrisas más bonitas, lo que yo llamo “sonrisas de diseño”.

Y en estos tratamientos es fundamental el uso de las nuevas tecnologías. El sector odontológico ha de trabajar a la velocidad de la luz para atender las necesidades de sus clientes. Los tratamientos avanzan con los tiempos y no queda otra solución para los profesionales que avanzar con ellos o morir en el intento.

Y es por ello, que en este post os vengo a hablar de dos innovaciones tecnológicas que lo están petando en el sector dental: el diseño de sonrisas y las carillas dentales.

diseño de sonrisas tratamiento

El diseño de sonrisas

Empecemos por el principio, ¿qué es el diseño de sonrisas?

Pues bien, el Diseño de Sonrisas o Digital Smile Design (de ahí sus siglas DSD), es un técnica  que, apoyada en un programa informático, hace una predicción sobre el resultado del tratamiento dental, antes de comenzar con él. Es decir permite diseñar la sonrisa informáticamente, de forma cómoda y sin procedimientos invasivos, para que tanto paciente como profesional sepan a qué atenerse.

¿Cómo funciona? Se toman diversas fotografías de la cara del paciente y del interior de su boca, para determinar las características faciales y dentales de esa persona en concreto: tamaño, forma, disposición y color de los dientes; relación entre los labios y los dientes; aspectos morfológicos de la cara en relación con la boca…

Todos esos datos se insertan en el programa informático y a través del mismo, el especialista en estética dental puede llevar a cabo un análisis detallado de qué tratamiento realizar a ese paciente en concreto y cuál será el resultado de aplicar uno u otro.

¿Y el paciente no puede opinar? Pues sí, lo normal es que exprese sus gustos, sus opiniones son muy importante, pero lo cierto es que, quienes se sometan a esta técnica deben tener en cuenta que, a partir de los resultados de las pruebas y contando con las propuestas del programa informático y, en último término del odontólogo, las proporciones de su cara y dientes serán la principal recomendación a seguir para afrontar el posterior tratamiento.

diseño de sonrisas carillas dentales

Y después del diseño de sonrisas, ¿qué?

Vale, el programa informático nos ha analizado y ha dicho que nuestra sonrisa quedará radiante y que seremos los nuevos George Clooney o Julia Roberts…pero eso hay que ponerlo en práctica.

El diseño de sonrisas no solo predice resultados, sino que permite optar por el tratamiento óptimo para conseguir dichos resultados: blanqueamiento dental, carillas, ortodoncia, implantes dentales…

De todos estos tratamientos, vamos a detenernos en uno de ellos, las carillas dentales, por los resultados que tiene para mejorar una sonrisa.

Las carillas dentales son unas finas láminas que se pegan en las superficies frontales de sus dientes naturales y son una forma fácil de abordar una variedad de problemas físicos y estéticos.

Se trata por tanto de un procedimiento que además de no doler, ofrece una estética muy natural y es mínimamente invasivo para nuestras piezas naturales. A pesar de ello, corrige imperfecciones respecto a la forma de tus dientes, pequeñas fisuras, mejora el color, puede incluso juntarlos si están separados… en resumen, mejorará tu sonrisa.

Hay distintos tipos de tratamientos y materiales (porcelana, composite) y dependiendo de ambos, las carillas dentales serán más o menos duraderas, necesitarán mayor o menor mantenimiento y serán más o menos económicas.

Lo último en llegar son las microcarillas, unas carillas ultrafinas de porcelana, que no requieren tallado dental y son muy resistentes y duraderas.

¿Ves ahora dónde quería llegar con el título del post? Con todos estos procedimientos de diseño de sonrisas, carillas, implantes… en el futuro todas las sonrisas serán de diseño 😉