LOS SESENTA NO PASAN DE MODA (De Doctor Who a El Prisionero). Editorial: Dolmen EditorialAutor: Doc Pastor. Páginas: 296.  Precio: 19,95 € aprox.

Las lluvias invernales de este mes de febrero no solo han dejado brotes verdes en bosques parques y jardines, sino que también lo han hecho en muchas librerías, con la llegada a sus estanterías del libro Los sesenta no pasan de moda. Y esta es una noticia que  nos pone doblemente alegres: por un lado porque, como amantes de la cultura que somos, celebramos con alborozo la aparición de cada nuevo libro y por otro, además, porque el papá de esta criatura no es otro que Doc Pastor, amigo y colaborador habitual de Unagi magazine.

Quienes os paséis por aquí a menudo, ya sabréis que Doc es un excelente escritor y que sabe mucho (pero mucho, mucho) sobre cómics, series televisivas y moda, lo que demuestra con cada uno de sus artículos. Para quienes aún no lo conozcáis, deciros que Doc es un comunicador cultural vallisoletano, aunque afincado en Barcelona, que, además de con Unagi magazine, colabora o ha colaborado con multitud de publicaciones, como  Dentro de la Viñeta, Zona Negativa, Blood Crime Syndicate, el Periódico de Cataluña, el mensual AQUÍ en Valladolid, la revista LaRAÑA de Sevilla y Televisión Popular del Mediterráneo en Valencia, entre otros, además de colaborar en varios libros como Papel y Plástico de Óscar Lombana o Que la Fuerza te acompañe: Guía completa de La Guerra de las Galaxias.

Los años sesenta cambiaron muchas cosas, pero si algo rompió los moldes fueron las series televisivas que comenzaron en aquélla época y que, en algunos casos, aún perduran hoy. Y precisamente sobre esas series y esa década ha querido hablar Doc Pastor en su libro, porque como dice la reseña del mismo:

Los sesenta fueron increíbles. Lo siguen siendo. Los sesenta no pasan de moda

Y para hablar de los sesenta, de teleseries y, por supuesto, de este libro, nadie mejor que el propio escritor.

sesenta de moda doc pastor

Hola Doc, cuéntanos, ¿sobre qué trata Los sesenta no pasan de moda?

Pues este libro está centrado en las series de televisión en los años sesenta. Para mí los sesenta son un momento muy mágico de la televisión, es cuando comenzaron las grandes cabeceras que todavía hoy conocemos, como por ejemplo Star Trek.

En esa década hubo una revolución social y también surgió una revolución cultural. En televisión cambiaron los formatos anteriores y se produjo una explosión creativa, a unos niveles que después no se han igualado;  todo era experimentar, valía todo. Actualmente también se está experimentando mucho, pero también es cierto que ahora se permite mucho más y no se ha podido igualar el desborde de imaginación que hubo en los sesenta.

¿Te centras sobre determinadas series o haces un mosaico sobre todas las que se emitían en los años sesenta?

La idea de hacer un libro sobre todas esas series siempre ha estado ahí, pero era demasiado compleja. Por ese me he centrado en tres series, de las que hablo mucho (dedicando un capítulo a cada una de ellas) : Doctor Who, El Prisionero (The Prisoner) y Los Vengadores (The Avengers), que son tres series británicas que lo revolucionaron todo. Además hay un cuarto capítulo en el que hablo otras muchas series:  Star Trek,  Batman, La Familia Monsters, La Familia Addams, el Fugitivo, El Agente de Cipol, El Santo, Embrujada, Los Thunderbirds Wild Wild West

De todas ellas trato cómo empezaron, como se desarrollaron, etc., la diferencia es que de las tres primeras hablo mucho más.

doc pastor sesenta prisionero

The Prisoner

¿Cómo te vino la idea de hacer este libro?

La idea de hacer este libro vino de que yo compro muchos libros. Llega un momento en que estás tirado en casa con un montón de libros y te encuentras con uno en español de Los Vengadores  pero de pronto dices:  “no tengo nada de El Prisionero ni de Doctor Who que hable de cosas que yo sé de estas series”. Y me dije, si se hace esto en un formato que la gente pueda comprar, puede que le resulte interesante a muchos.

¿Por qué desarrollas especialmente esas tres series?

Lo importante de esas tres series es lo que representaron: Doctor Who aún sigue ahora, El  Prisionero, marcó unas pautas de estudio psicológico y sociológico, denuncia, crítica, etc. que todavía siguen siendo válidas; habla de cosas como la libertad, la capacidad de decisión de los hombres, etc. Y Los Vengadores, marcó un antes y un después; destacó en las series de agentes secretos, pero es que, además, en el tema de moda sigue siendo una referencia. Además de otras series, como por ejemplo, Star Trek hay un montón de libros de gente que lo ha tratado mejor de lo que lo podría hacer yo ahora y me interesaban esas tres series en las que creía que yo podía aportar algo.

¿Por qué elegiste tres series británicas, cuando parece que aquí asociamos las teleseries con USA?

Eso viene por dos cosas. Por un lado por mi mitomanía con Inglaterra, un país que me encanta,por muchos motivos y, por otro,  que a veces la gente piensa que solo existen las series estadounidenses, pero hay mucho más; muchas de las series que han triunfado recientemente, como Downton Abbey o Sherlock, son británicas. Esta creencia errónea, posiblemente venga de que en los setenta y ochenta veíamos series americanas como El Equipo A o el El Coche Fantástico, porque las productoras estadounidenses eran, precisamente, las que tenían dinero para traerlas aquí. Ahora ese problema no existe, porque si te gusta una serie británica, aunque aquí no la pongan en la tele, puedes verla en streaming o descargarla, aunque no se lleguen a emitir nunca en España.

Además, con las series británicas ocurre eso, que son muy británicas, para lo bueno y lo malo; esto es, o te gustan mucho o no te gustan nada.

¿Cuál es la principal diferencia entre las series británicas y las estadounidenses,?

Posiblemente que las series estadounidenses se hacen desde un principio pensando en un mercado internacional, mientras que muchas de las series británicas están hechas pensando en ellos.  Sería algo similar a lo que ocurre con el cine: los franceses y los españoles tratamos los mismos temas, aunque de formas distintas.

Por ejemplo, Doctor Who, por concepto, podría ser estadounidense: es un alienígena que viaja por el espacio y el tiempo, se pega con marcianos, hay explosiones, momentos dramáticos… Pero si fuera estadounidense no sería igual, habría matices en ciertos aspectos, como construcción de personajes, formas narrativas, etc.

doc sesenta

Rafael Heka, Doc Pastor y Jose Antonio Lobato en la presentación del libro en Valladolid.

Has dicho que tu libro tiene cuatro capítulos y dicen que un padre quiere por igual a sus hijos, pero tu eres todo un estudioso de Doctor Who. ¿No pesa más el capítulo de Doctor Who que los demás?

Doctor Who es el capítulo más extenso, pero más por una cuestión de tiempo que de cariño. Como empezó en el 63 y aún sigue, si quieres tratarla con rigor te tienes que extender. De todas las series de las que hablo en el libro, las dos que más me gustan (y te voy a sorprender porque ninguna es Doctor Who) son El Prisionero y BatmanBatman, porque la llevo viendo desde que soy pequeño con aquél doblaje sudamericano que le ponían y El Prisionero porque cuando la vi me resultó interesante, pero después cuando la he vuelto a ver ya con un bagaje cultural interesante, es cuando me di cuenta de lo brutal que es esa serie, de todas las lecturas que tiene, de todas las reflexiones que transmite. La serie cambia si ves los capítulos en su orden, si los descolocas…

Aparte de tu experiencia personal ¿qué fuentes has tomado para escribir el libro? ¿qué documentación has tenido?

Te daré un dato; la bibliografía del libro, no está por orden alfabético, sino por orden “de apilamiento”. Lo explico… Cuando estoy encerrado escribiendo, estoy con el portátil y con otra pantalla; si tengo más jaleo, también con la tablet; si tengo aún más jaleo, le sumo el netbook, más los libros, papeles, etc. Cuando tuve que hacer la bibliografía, vi el montón de libros de más de medio metro de altura que tenía y opté por esta solución.

He mirado de todo, desde webs muy buenas tanto en español como, lógicamente, webs británicas, porque es donde tienes que ir directamente en muchos casos. Por supuesto, he consultado un montón de libros que tenía yo sobre series de televisión y temas de moda; en algún caso he contactado con personas y Asociaciones. En El prisionero contacté con la asociación de fans que hay en Inglaterra, para ver sus opiniones. He rebuscado un montón en archivos de cadenas de televisión como BBC, ITV. He comprado revistas escaneadas por E-Bay, por supuesto he vuelto a ver las series, tal vez no enteras, pero sí para comprobar cosas de las que tienes que asegurarme…

sesenta moda batman

Batman

¿Quienes crees que van a ser los destinatarios de este libro?

Supongo que la gente a la que le gustan las series y el tema cultural, gente de 40-50 años que ha visto estas series. También hay muchos seriéfilos, Lo bueno y lo malo de este libro es que se habla de muchas series, yo he tratado hablar de cosas de las que no se hablaba en ningún otro libro. También lectores de comic y, espero que gente interesada en la moda, porque hablo bastante de moda…

Supongo que, sobre todo, con Los Vengadores…

En las tres series principales hablo bastante sobre cómo vestían: en el Doctor Who, porque la forma de vestir de cada Doctor refleja mucho su personalidad. En El Prisionero llama mucho la atención el hecho de que se supone que está en una prisión, aunque idílica, y mola el ver cómo vestían; de hecho, la americana que vestían en esta serie hace unos años la volvió a comercializar Zara, y la gente decía ¡qué novedoso! cuando en realidad el diseño tenía ya 50 años. Y sí, por supuesto, Los Vengadores, con todos los trajes de David Keel, cómo vestía John Steed, las mallas de Cathy Gale… Es muy interesante ver cómo la moda de las pasarelas de hoy día muchas veces sigue haciendo referencia a aquélla serie, sobre todo porque algunos de los diseñadores de vestuario eran modistos y siguen en activo.

Y para terminar, ¿qué le dirías al posible lector de tu libro?

Que si ve fallos me lo diga, de hecho he puesto en el libro si se encuentra algún error me escriban. Pero el mensaje que quiero dejar es que lo disfruten y, por supuesto, que vean las series, que leer el libro está muy bien, pero ver las series no es comparable.