¿Cuál es el presupuesto del MadridFFF?

En esta primera edición, los costes directos son bastante elevados pero habría que sumarles las horas interminables de trabajo, pasión y dedicación durante más de ocho meses de decenas de profesionales que han creído en el proyecto tanto como la propia organización y que han colaborado de manera desinteresada. Si a esto le unimos la sinergia con la productora que organiza el festival, Enri Mür, hemos conseguido hacer realidad lo que inicialmente era un sueño.

En estos tiempos de crisis ¿Cómo habéis conseguido financiar un evento de esta categoría?

Lo hemos conseguido financiar con la ayuda de empresas como H&M, Aristocrazy y Seagram’s, que han apostado por nosotros y han querido estar presentes en esta primera edición. También ha sido determinante la financiación y los recursos aportados por Enri Mür, la productora, agencia de representación y organizadora de todo el festival, que estaba dispuesta a financiar todo el proyecto si no conseguíamos patrocinadores. Por fortuna, toda la energía e ilusión se ha visto recompensada no sólo con las horas de trabajo, productos o servicios aportados por otras entidades colaboradoras, sino con patrocinadores como los anteriormente mencionados a los que estamos muy agradecidos.

Contáis con el patrocinio de una gran marca de moda como H&M ¿Por qué una marca extranjera? ¿Las marcas nacionales no han apostado suficientemente por este evento?

A la hora de buscar patrocinios tuvimos en cuenta muchas cosas, incluso tuvimos que desestimar la presencia de alguna que otra marca porque no la veíamos vinculada con los valores del festival, pero H&M fue la primera en creer en el potencial de este proyecto y estamos encantados con tener tenerlos con nosotros. Para la organización es todo un orgullo poder hacer una acción de comunicación tan importante como la presentación del Pre-view de Isabel Marant pour H&M dentro del MadridFFF y, además, se trata de una marca que siempre ha realizado y creído en el fashion film como una herramienta de comunicación esencial para el lanzamiento de sus colecciones cápsulas.

MadridFFF también cuenta con Aristocrazy, una marca de joyas nacional, dentro del grupo Suárez, por lo que en esta edición los patrocinios han quedado repartidos.

Lo interesante es que seguramente habrá marcas nacionales o prestigiosas cabeceras, que al ver esta nueva plataforma, deciden realizar un fashion film con a un realizador o fotógrafo nacional, por lo que en cierta forma, ya están aportando su grano de arena para la industria.

Realmente éste es uno de nuestros objetivos: que los anunciantes y cabeceras vean que para que para que su marca o su revista sigan funcionando dentro del mercado nacional es imprescindible hacer un guiño a nuestros profesionales. Todo está relacionado y, si desde arriba no apuestan por los grandes fotógrafos o realizadores que hay en España, la industria desaparecerá. Si las agencias y los anunciantes cuentan con los profesionales nacionales para proyectos con presupuestos limitados y contratan a artistas internacionales para proyectos con grandes presupuestos, son ellos mismos los que están ahogando la industria nacional a medio plazo, lo que indudablemente tendrá una repercusión directa sobre su revista o marca.

Anterior