AMORES MINÚSCULOS (adaptación del cómic Amores Minúsculos de Alfonso Casas). Sala: Teatro Nuevo Apolo. Dirección y Adaptación: Iñaki Nieto. Reparto: Celia Arias, José Asunción, Guillermo Barrientos, Pablo Castañón, Álvaro Cea, Héctor González, Miriam Juanes, Javier Martínez, Ángel de Miguel, Rebeca Plaza, Álvaro Puertas, Ramón San Román, Mariona Tena. Producción: Los Zurdos (Edu Díaz, Diego Rebollo, Iñaki Nieto). Fechas: viernes y sábados a las 22:30 h. Precio: 15 €.

Love is all around (el amor está por todas partes) decía la vieja canción de The Troggs, que se convirtió en el leitmotiv de una de mis pelis navideñas favoritas: Love Actually (sí, a veces soy un blandengue, lo sé).

La cinta británica narraba una serie de historias entrelazadas que ocurrían en Londres en Navidad y en las que el amor era el elemento común, la chispa que surgía aquí y allí;  que unas veces encontraba madera húmeda y moría sin haber nacido y que otras prendía con arrebatadora furia convirtiéndose en un pavoroso incendio.

amores minúsculos teatro lara off max alfonso casas

© Magaly Briand

Con una premisa muy similar, en 2012, el ilustrador Alfonso Casas publicaba con la editorial Edicions de Ponent un magnífico cómic, titulado Amores minúsculos, un homenaje a todos esos amores fugaces, a esas chispas, a esas instantáneas amorosas, que a veces más, a veces menos, aparecen en nuestras vidas. Como decía el propio editor: “El amor tiene extraños caminos, pero siempre acaba por encontrarnos”.

El éxito de Casas, fue, no solo retomar el espíritu de comedia romántica e historias ligeras de Love Actually, sino además, mezclarlo sabiamente con historias generacionales. Si Reality Bites o Beautiful Girls, se convirtieron en referentes cinematográficos de la Generación X, Casas convirtió sus Amores Minúsculos en un referente de la Generación Y en España. Los protagonistas de Amores minúsculos se enamoran, sí, pero ante todo son personas con historias como tu y como yo, con expectativas y situaciones similares: viven en pisos compartidos, van haciendo trabajillos mientras esperan cumplir algún día el sueño de currar “en lo suyo”…

amores minúsculos teatro lara off max alfonso casas

© Magaly Briand

Un magnífico cómic, sí, pero un día, tres valientes, como son los componentes de Los Zurdos (Iñaki Nieto, Edu Díaz y Diego Rebollo), decidieron dar un paso más. Vieron el potencial que tenía el cómic y, en unos tiempos como estos que corren apostaron muy fuerte por adaptarlo y convertirlo en una obra teatral, utilizando unas armas inmejorables: inteligencia, trabajo, cariño y, sobre todo, calidad.

¿El resultado? Pues que Amores Minúsculos, que empezó pasito a pasito en la Sala Nave 73, a mediados del 2014, se acabó convirtiendo en una de las grandes revelaciones teatrales del off madrileño en esta temporada, tanto en su emplazamiento original, como en el actual, el Teatro Nuevo Apolo.

La obra no solo ha sido capaz de poner de acuerdo a crítica y público a la hora de recibir elogios, sino que, además, han sido candidatos a los Premios Max, como espectáculo revelación.

amores minúsculos teatro lara off max alfonso casas

© Magaly Briand

¿Cual es el secreto de su éxito? Pues no muchos, la verdad, simplemente hacer las cosas bien. Partiendo de un texto excelente, el gran reto era adaptar la idiosincrasia del cómic al mundo del teatro; mezclando los diálogos con la labor del narrador y los pensamientos de los personajes de una forma que fuera coherente. Y lo han conseguido a la perfección: el montaje es fluido y la transición entre unas historias y otras es natural, consiguiendo un ritmo que atrapa al espectador y le lleva, de recuerdo en recuerdo y de sonrisa en sonrisa hasta su desenlace.

Otro de los aciertos es el minimalismo con que han afrontado el montaje, tanto en el mobiliario (forzado por el espacio escénico) como por la impersonal vestimenta de los personajes (camisetas y pantalones en tonos muy oscuros). Todo ello hace que los personajes acaben despersonalizados y convertidos en maniquís perfectos para ser vestidos con los recuerdos y experiencias del espectador. Porque Amores minúsculos habla sobre Jaime, Nacho, David, Eva, Inés…  pero en realidad, habla sobre ti y sobre mí…sobre cualquiera que haya vivido, viva o quiera vivir en ese pueblo llamado Amor.

amores minúsculos off lara teatro max los zurdos comedia

© Mood Studio

Pero esta historia, este montaje y estos personajes no serían nada sin el impresionante elenco de actores que Los Zurdos han conseguido reunir para darles vida: “los doce magníficos”. Sí, porque aunque la obra consta de seis personajes, en Amores minúsculos se han apuntado a ese concepto tan futbolero como son las “rotaciones” y el elenco va cambiando de día en día, lo que hace que cada función sea especial.

En mi caso pude disfrutar de la alineación más televisiva: Rebeca Plaza, Pablo Castañón, Guillermo Barrientos, Mariona Tena, José Asunción y Héctor González. Y digo disfrutar, porque todos están estupendos en sus respectivos papeles: tímidos, pícaros, atrevidos, presumidos…en suma, veraces y comprometidos, transmitiendo al público alegrías, deseos e ilusiones.

¿Una frase que resuma lo que fue para mí Amores Minúsculos? Parafrasearé a mi admirada Zahara:

Quiero que sepáis que fuisteis los culpables de que el otro día me sintiera extrañamente bien.