UN EXTRAÑO ENTRE NOSOTROS (The Phantom Stranger). Editorial: ECC Ediciones. Guión / dibujo: Dan Didio, J.M. DeMatteis, Bren Anderson, Philip Tan, Zander Cannon y Gene Ha. Páginas: 158.  Precio: 14,95 €

El Fantasma Errante es uno de esos secundarios oscuros y misteriosos que tanto gustan a los lectores de cómic (al menos a un servidor le encantan, y más todavía este).

Un extraño (su nombre en su idioma original es The Phantom Stranger) que aparecía en las vidas de los héroes en sus momentos más oscuros, sirviendo de ayuda o directamente de guía como en el caso de Tim Hunter en la mini serie Los libros de la magia). Pero realmente nadie sabía quién era o el porqué de sus actos, y en muchas ocasiones parecía que ni él mismo conocía la respuesta a todos estos interrogantes.

Pero eso era entonces y esto es ahora, dentro del New Universe en el que DC se ha metido de lleno para intentar dar una nueva vida a sus personajes, conformar un mundo más coherente (lo que en mi opinión no han logrado), y dar la posibilidad a nuevos lectores de poder entrar de una forma más sencilla sin tener que asumir décadas de historias y continuidad. Algo muy similar a lo que ya sucedía en 1985 con las muy conocidas Crisis en Tierras Infinitas, que hicieron esto mismo que se acaba de comentar, aunque, volviendo la vista atrás, es innegable que con mucha más clase y mejor resultado.

Fantasma errante extraño nosotros comic doc pastor ecc ediciones

La respuesta a quién es El Fantasma Errante se conoce desde un primer momento (y no se desvelará aquí por no soltar un spoiler muy gordo) y el porqué de sus actos también, aunque en ningún momento se llegue a conocer el alcance total de su misión o qué se pretende con ella. Será en parte responsable de que la joven Rachel, hija del temible demonio Trigon, regrese al Inframundo (decir “hogar” no sería adecuado), o de la muerte de Jim Corrigan para que así sea el portador de El Espectro. Pero también conoceremos más, un lado hasta el momento inimaginable y mucho más humano del personaje, algo que le aporta una psicología que le era muy necesaria para alejarse del tópico arquetípico de ser un hombre misterioso envuelto en un enigma.

Aunque claro está que este primer tomo no es más que la antesala de todo lo que está por venir, se ponen unos fuertes cimientos que dejan claro que no es el extraño viajero que conocimos antaño (en el viejo universo DC, que ya no es la línea principal) y que todo lo que creíamos saber sobre él puede no ser cierto.

Excepto, claro está, que es un extraño entre nosotros.