BATMAN_SON_03A los que no sean lectores habituales de Batman, les puede chocar si se habla de su familia. Algo comprensible, ya que el hecho de ser una temible criatura de la noche pesa mucho, y es algo que se ha dejado bastante de lado en las recientes adaptaciones cinematográficas.

Si se hace un poco de memoria rápidamente hacen aparición Alfred, Catwoman, Nightwing, Robin (todos ellos), Batgirl, Oráculo… Parece que algo queda claro, que a pesar de la imagen de solitario que intenta dar, el cruzado encapotado es todo lo contrario. Algo que en el pasado se llevó a un nivel mayor en la historia hijo del demonio, cuando se descubre que Batman y Talia (la hija del temible Ra´s al Ghul) tuvieron un hijo del que este desconocía la existencia.

En la historia alternativa Kingdom Come, uno de los hitos del cómic de las últimas décadas, hacía su aparición un joven llamado Ibn Al Xu´ffasch que no era otro que ese niño pero ya adulto. Esa es precisamente la idea que recogen Grant Morrison y Andy Kubert en Batman e hijo, solo que en esta ocasión es un adolescente criado por la llamada Liga de Asesinos con lo que sus enseñanzas son totalmente opuestas a las de este.

batman e hijo

Para complicar todo un poco más, Batman está intentando volver a ser Bruce Wayne. Una parte de su vida que cada vez había abandonado más en pos de su oscura misión, además de en Gotham han aparecido tres chiflados vistiendo su símbolo y llevando a cabo acciones que él jamás permitiría.

No, la vida no es precisamente fácil para el justiciero.

Hay que alabar el buen trabajo en la concepción de personajes, tanto en guión como en un dibujo realmente característico, que logran los dos autores. Un Batman muy completo y creíble, teniendo que enfrentarse a la rivalidad de dos hijos (uno adoptivo y el otro real) que compiten por ser Robin, un Alfred como siempre comprensivo, una Talia totalmente manipuladora, e incluso en la breve aparición del Joker que deja completamente atrás sus atributos previos para convertirse casi en una fuerza asediada por el destino.