MISÁNTROPO. Sala: Teatro Español – Sala principal (Madrid). Autor: Molière y Miguel del Arco. Dirección: Miguel del Arco. Reparto: Israel Elejalde, Raúl Prieto, Cristóbal Suárez, Bárbara Lennie, José Luis Martínez, Miriam Montilla y Manuela Paso. Producción: Kamikaze Producciones. Duración: 105 minutos (aprox.). Fechas: 23 de abril al 22 de junio de 2014.  Horario: De martes a sábado 20h. y domingo 19h. A partir del 1 de junio horario de verano: de martes a domingo a las 20h. Entradas: 5 – 22 €; M, X y J día del espectador.

De martes a sábado 20h. y domingo 19h. A partir del 1 de junio horario de verano: de martes a domingo a las 20h. – See more at: http://www.teatroespanol.es/programacion_teatro_espanol_madrid/ficha/misantropo?id_agenda=307#sthash.mHwzAEvj.dpuf
De martes a sábado 20h. y domingo 19h. A partir del 1 de junio horario de verano: de martes a domingo a las 20h. – See more at: http://www.teatroespanol.es/programacion_teatro_espanol_madrid/ficha/misantropo?id_agenda=307#sthash.mHwzAEvj.dpuf
De martes a sábado 20h. y domingo 19h. A partir del 1 de junio horario de verano: de martes a domingo a las 20h. – See more at: http://www.teatroespanol.es/programacion_teatro_espanol_madrid/ficha/misantropo?id_agenda=307#sthash.mHwzAEvj.dpuf

¡Atención Madrid y alrededores! Después de estar girando por toda España, por fin ha llegado al Teatro Español el que es, casi con toda seguridad, el gran acontecimiento escénico de la temporada: Misántropo,una versión libre de la comedia de Molière que ha escrito y dirigido el infalible Miguel del Arco al volante de los Kamikaze, su escudería de Fórmula 1, que ya nos deleitó con la mítica La función por hacer y la brillantísima Veraneantes.

De los salones parisinos del siglo XVII al callejón trasero de una sala de fiestas del siglo XXI, del Arco traslada la frivolidad, el cinismo y la falsedad que tanto detesta Alcestes (el misántropo), un personaje obsesionado por vivir en la sinceridad absoluta, enamorado de Celimena, el paradigma de todo lo que odia. Por ese oscuro callejón vemos desfilar a lo más “granado” de la sociedad encarnado en empleados de una gran corporación, personajes perfectamente redibujados que no pierden en ningún momento la esencia que les dio Molière.

misántropo kamikaze

Asombrados, desde la butaca asistimos a un espectáculo completo, sin fisuras, lleno de contrastes, con un ritmo implacable, una enorme plasticidad y unas interpretaciones… a-lu-ci-nan-tes. Y no me refiero a las individualidades, que son tremendas, sino al equipo. Es un auténtico deleite ver a esos gigantes del escenario trabajando en común, disfrutando los unos con los otros, escuchándose de esa forma, entregándose tanto al compañero, volcándose sin reservas en el proyecto… Una maravilla.

Y algo muy importante, Miguel del Arco consigue una obra de gran hondura sin dejar fuera a ningún espectador; desde el más frívolo al más intelectual, desde el más amante del teatro al más indiferente, desde el más joven al más anciano… cualquiera disfrutará a rabiar con este espectáculo. Esta obra no se la debe perder nadie.

Bueno, ya paro, no vaya a ser que Alcestes me acuse de adulador…

¡Todos al teatro!